04/07/2014 às 14h17min - Atualizada em 04/07/2014 às 14h17min

México: La leche mexicana ya no alcanza

www.maspormas.com

La industria lechera nacional no cubre la demanda y abre la vía a las fórmulas en polvo Aunque la producción de leche ha aumentado sistemáticamente en un 1.46% anualmente, desde 1991 en el país han desaparecido 600 mil lecheros, que ante el encarecimiento de la materia prima para alimentar a las vacas y el fortalecimiento de las grandes cadenas lecheras, han preferido abandonar la actividad.

Salud empolvada En México, entre el 20 y el 40 por ciento de las madres da leche materna a sus hijos. El resto los alimenta con fórmulas lácteas que conllevan serios problemas en la salud y el desarrollo de los menores. Durante el 2013 la industria lechera produjo 10 mil 927 millones de litros, esto es casi 30 millones de litros diariamente; sin embargo –como lo reconocen tanto los productores como la Secretaria de Economía- esto es insuficiente para el mercado nacional, que consume alrededor de 45 millones de litros por día.

Esto ha permitido el aumento en la importación de fórmulas lácteas al país llegando a comercializarse hasta seis millones de litros diarios, sin contar con las especificaciones necesarias sobre contenido de proteínas. Ante la difícil situación de los productores, estos denuncian un aumento del 300 por ciento en las utilidades de las grandes empresas, ya que estas compran el litro a seis pesos y le sacan mayor ganancia.

Además, Liconsa, una de las principales instancias que compran leche a los productores locales, paga hasta dos pesos más por leche de importación (la mayoría proveniente de Estados Unidos y Nueva Zelanda), afectando el crecimiento de la industria local.

¿QUÉ SE VENDE EN MÉXICO?

El mercado de los lácteos en México, según un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México, se divide de la siguiente forma:

Quesos: 29%

Yogurt: 28%

Leche entera en polvo: 20%

Dulce de leche: 9%

Leche descremada en polvo: 3%

Otros: 11%.

Los quesos, yogures y productos en polvo son los alimentos en los que más se han encontrado la presencia de fórmulas lácteas que no contienen la suficiente proteína para llamarse derivados de la leche. UNO COMO QUIERA, PERO… ¿Y LAS CRIATURAS? Son diversas las enfermedades que se han detectado tienen como base una alimentación con fórmulas lácteas en recién nacidos. Entre estas se encuentran la Enfermedad Diarréica Aguda, la enterocolitis necrosante –una enfermedad que destruye partes del intestino- y salmonelosis.

Según una investigación al respecto hecha por la Universidad Autónoma de Tamaulipas, las fórmulas lácteas están expuestas a contener una gran cantidad de contaminantes desde la elaboración de la materia prima hasta el proceso final para su comercialización. Además, las altas concentraciones de azúcar en estas fórmulas pueden provocar obesidad.

La organización El Poder del Consumidor analizó nueve marcas específicas para lactantes, en las cuales se encontraron cantidades de azúcar de entre el 28 y el 54 por ciento, siendo casi la mitad “azúcares añadidos”, violando la Norma Oficial Mexicana que recomienda no añadir azúcares ni sodio a los alimentos para lactantes.

 


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »