10/07/2020 às 10h46min - Atualizada em 10/07/2020 às 10h46min

Producción mundial de leche: ¿Qué países crecerán y cuales bajaran sus producciones en 2020?

FAO
Portal Todo Agro

Producción mundial de leche: ¿Qué países crecerán y cuales bajaran sus producciones en 2020?

Desde diferentes organismos se estima que la producción mundial de leche crecerá en torno al 0.8% durante este año, a pesar de los problemas ocasionados por la pandemia del Covid-19. Desde la FAO se hizo una radiografía de los países que podrían incrementar su producción y aquellos que la bajarán.

A pesar de las interrupciones del mercado, la producción mundial de leche crecerá. Se prevé que la producción mundial de leche en 2020 crezca un 0,8% a 859 millones de toneladas, principalmente como resultado de las expansiones de producción previstas en Asia y América del Norte, con aumentos moderados en América Central y el Caribe Oceanía y África, parcialmente compensados por ligeros descensos anticipados en Europa y América del Sur, según describió la FAO en su reporte.

En Asia, se espera que la producción aumente en un 2% a 367 millones de toneladas en 2020, impulsadapor las ganancias previstas en India, Pakistán y China, mientras que Turquía puede presenciar una disminución.

En India, el mayor productor de leche del mundo, se pronostica que la producción crecerá un 2,6%, o 5 millones de toneladas, en comparación con el crecimiento del 4,5% registrado en 2019. El aumento previsto para este año refleja el esfuerzo de una vasta red de cooperativas comunitarias, que ha sido movilizado para sostener la recolección de leche, a pesar del bloqueo de COVID-19. Dada la pérdida de las ventas en el sector de servicios (i.e hoteles, restaurantes, caterings, etc) debido a la pandemia, se desviaron grandes volúmenes de leche para su procesamiento a plantas de secado, que se informó que funcionaban a capacidad casi completa.

Se pronostica que la producción de leche de Pakistán, habiendo sostenido un crecimiento promedio de más del 3% durante una década, en 2020 seguirá aumentando a un ritmo cercano, apuntalada por el aumento del número de rodeos.

En China, donde el sector se ha estado recuperando desde 2018, se pronostica que la producción de leche aumentará cerca de un 3% en 2020, siendo el año anterior menor a 1%, en medio de la consolidación continua de los tambos y una mayor eficiencia de las unidades lácteas a gran escala. La introducción por parte del gobierno de normas estrictas de seguridad alimentaria también aumentó la confianza de los consumidores en la leche china, lo que ayudó a mantener el crecimiento.

En Japón, se pronostica que la producción de leche crecerá, respaldada por las medidas de apoyo ofrecidas a los productores en un esfuerzo por gestionar el exceso de leche y estabilizar los precios. Esto a pesar de la caída en el consumo de leche en los primeros meses del año, tras la declaración del gobierno de un estado de emergencia y el cierre de las escuelas en medio del temor a COVID-19.

En Europa, se pronostica que la producción de leche disminuirá un modesto 0,3%, equivalente a 0,6 millones de toneladas, a 225,7 millones de toneladas. La mayor parte de la contracción probablemente se originaría en los 27 países miembros de la Unión Europea (UE) y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte (UK), Ucrania y Suiza, mientras que las perspectivas actuales apuntan a un aumento en Rusia.
 

Unión Europea y el UK
Lla producción de leche en 2020 se pronostica en 166,7 millones de toneladas, un 0,5% menos que el año pasado. El sector se ha visto afectado negativamente por las medidas restrictivas impuestas para contener la propagación de COVID-19, que obstaculizó la recolección de leche en el pico de primavera europea. La disponibilidad limitada de trabajadores durante el encierro también restringió el procesamiento de la leche, especialmente de productos lácteos intensivos en mano de obra. Aunque las ventas minoristas aumentaron durante la fase de contención, el cierre de puntos deventa y la caída de la demanda mundial de importaciones, especialmente de China, deprimieron los precios de la leche de la UE, desalentando la recolección.


La producción y las entregas también pueden verse negativamente afectadas por la regulación de la Comisión Europea que autoriza a los productores de lácteos a desviarse, por un período de seis meses, de las reglas normales de competencia y planear colectivamente la producción, para compensar los desequilibrios resultantes de COVID-19 (por ejemplo, entregas más pequeñas debido a cancelaciones de contratos y congestión de puertos).

Las perturbaciones del mercado pueden ralentizar el crecimiento de la producción de leche en Rusia, con los pequeños productores más afectados, aunque se espera una expansión en las empresas agrícolas a gran escala, que utilizan tecnologías y gestión avanzadas de procesamiento de lácteos y se han beneficiado de una mayor demanda de productos de larga duración. Por el contrario, se prevé que la producción de leche de Ucrania disminuya en casi un 2%respecto al año pasado, debido principalmente a un debilitamiento de la demanda de importaciones.

Oceanía
Se pronostica que la producción de leche alcanzará los 31 millones de toneladas en 2020, un aumento del 0,7% interanual, respaldado por una recuperación prevista en Australia, pero parcialmente compensado por una ligera disminución en Nueva Zelanda. Después de cuatro años de caída o estancamiento de la producción, se pronostica que las buenas precipitaciones en Australia ayudarán a un repunte en 2020, sostenido por el aumento de los rendimientos y ayudado en parte por mejores condiciones de pastoreo, manejo eficiente y una recuperación en la producción de forraje y granos.
En Nueva Zelanda, se prevé que la producción de leche disminuya en un 0,5% a 21,7 millones de toneladas, lo que refleja el persistente impacto de la sequía.

América Central y el Caribe
Aquí se pronostica que la producción de leche se expandirá en un 1,4%, impulsada por un aumento esperado en la producción en México, por la demanda firme tanto de los consumidores como de la industria de procesamiento.

En África, se prevé que la producción de leche registrará un modesto crecimiento del 0,3%y un total de 47 millones de toneladas en 2020, ya que las expansiones, especialmente en Kenia, Argelia y Marruecos, se verían compensadas en gran medida por las probables disminuciones en otras partes del continente.

América del Sur
Se prevé que la producción de leche disminuirá en un 1,1% a 61 millones de toneladas, y las contracciones anticipadas en Brasil, Uruguay y Colombia se compensarán parcialmente con un ligero aumento esperado en Argentina.

En Brasil, la caída de la producción se originó en un clima un tanto inestable, que causó estrés por calor en algunas partes del país, reduciendo la producción de leche. El sector también se está viendo afectado negativamente por la baja rentabilidad de los tambos y los altos precios de los alimentos para animales, especialmente el concentrado, que estimulan el descarte del ganado lechero.

En Uruguay y Colombia, las sequías y las altas temperaturas están afectando la disponibilidad de pastos y alimentos para animales y afectando negativamente la producción. Por el contrario, en Argentina, se espera que el clima más favorable respalde la recuperación de la producción.

En América del Norte, la producción de leche se pronostica en 109 millones de toneladas, un 0,4% más que en 2019. A pesar del efecto por el bloqueo en la cadena de suministro de productos lácteos, se prevé que la producción de leche en los Estados Unidos de América (EE. UU.) crezca ligeramente. Los programas ofrecidos por el gobierno para proteger a la industria láctea durante la crisis, como el programa de cobertura del margen lácteo, el de protección de ingresos, la orden federal de comercialización de leche y el programa de compras de productos lácteos, deberían ayudar al sector a mantenerla operación y la producción.

Fonte: Portal Todo Agro

Link
Notícias Relacionadas »
Comentários »