15/05/2011 às 07h42min - Atualizada em 15/05/2011 às 07h42min

Brucelosis. La enfermedad en el Bovino

Las secreciones uterinas de animales enfermos, que pueden o no abortar, son las principales vías de contaminación del campo.

 

La bacteria ingresa al bovino principalmente por boca, eventualmente por vía respiratoria o conjuntiva ocular (vacas que se olfatean las zonas genitales entre ellas), quedando alojada en ganglios. Luego pasa a la sangre y se aloja en la ubre, útero, testículos, ganglios, articulaciones, etc. Tiene localización intracelular- lo que dificulta el tratamiento en el hombre- y predilección por ganglios y el aparato reproductor. Tiene un largo período de incubación ( un año o más a veces), no detectable en sangre a través del sangrado. El animal no presenta síntomas.

 

Durante la preñez, el útero es invadido por la Brucella que manifiesta afinidad por ese órgano, provocando el único síntoma: el aborto entre 6 y 8 meses, o puede no abortar pariendo terneros débiles, moribundos, con retención de placenta. En cada parto o aborto y durante tres semanas a partir de éste, el animal elimina al exterior billones!! de bacterias, que resisten entre 30 y 200 días en el campo, contagiando a bovinos, no protegidos por la vacunación, que ingieran pasturas contaminadas. Posteriormente al aborto y en las próximas lactancias, el animal puede tener partos normales muy contaminantes, quedar estéril (machorras) o repetir el aborto. Los terneros nacidos posteriormente pueden ser normales o débiles.

 

Los terneros nacidos viables de madres enfermas presentan infección congénita en el seno del útero, por ingestión de calostro o a través de la piel por los líquidos expulsados por la madre en el parto, diseminando la enfermedad a través de sus materias fecales durante un mes y quedan un 10% de ellos, con una infección latente hasta la madurez sexual. Por lo general las terneras que no han alcanzado la madurez sexual y nacidos de vacas sanas, son resistentes a la enfermedad hasta que empiezan a ciclar. Como vemos la enfermedad ingresa al establecimiento a través de un animal infectado, es decir que en la mayoría de los casos, su ingreso depende de la exigencia sanitaria del comprador del ganado y por supuesto de los alambrados si el lindero la padece. El toro, si bien puede transmitir la enfermedad ya que la Brucella se localiza en los testículos, no tiene tanta importancia como difusor de la misma, pues se necesita una dosis muy grande del agente por esta vía, ya que la bacteria no resiste la acidez vaginal.
 

 

Por lo tanto: NO ES UNA ENFERMEDAD VENEREA, como en el caso de Vibriosis y Tricomoniasis donde el toro si transmite mecánicamente al agente. Si puede ser GRAN DIFUSOR en caso de inseminación con semen de toros enfermos. Como en la vaca, el diagnóstico se hace por sangrado, aunque los resultados pueden ser erráticos.(toros enfermos dan resultados negativos). Puede presentar inflamación testicular y lesiones articulares. 

CONTROL 

1. Detección de animales enfermos por análisis anual de sangre de todos los bovinos mayores del año (excepto novillos que no tienen importancia en la difusión).

2. Sacrificio inmediato de los enfermos, no dejando sus hijas como futuras lecheras. 

3. Impedimento de ingreso de animales sin análisis de sangre (Rosa de Bengala) .

4 Vigilar ingreso de animales del lindero

5. Vacunación con R.B.51, desde los 4 meses de edad y revacunación a lo 10 meses de edad bajo control de un Médico Veterinario, previo sangrado con eliminación de enfermos si los hubiera. Esto constituye solo una herramienta más que tiene a disposición el productor. La vacuna es solo preventiva, no cura al enfermo, es abortiva en preñadas y la protección llega solo a un 80% de los vacunados. No sirve como única herramienta de control, como en otras enfermedades ( carbunco, clostridiosis,etc)

6. Eventual seguimiento trimestral del establecimiento con la prueba de anillo en leche.(P.A.L).

7. RECORDAR SIEMPRE, QUE NINGUNA PRUEBA DIAGNÖSTICA ES 100% EXACTA.

Con su técnico haga la evaluación según estado del rodeo (abortos, nacimiento de terneros débiles, retención de placenta, etc) junto a las diferentes pruebas en diferentes etapas de gestación y edad.

 

Pérdidas: abortos, nacimiento de terneros muertos o débiles, infertilidad permanente, caída de producción, retención de placenta , sacrificio a bajo precio de reaccionantes positivos , sangrados cada 4 meses ,doble vacunación con RB 51, interdicción que solo permite la extracción de ganado a faena, etc son las pérdidas principales.

 

Erradicación: en un establecimiento puede demorar años, dado el largo período de incubación que tiene la enfermedad y lugares donde se acantona, sin aparecer síntomas. Esto puede llevar "a bajar los brazos" al propietario del establecimiento, máxime cuando no hay ninguna prueba que por si sola de un 100% de seguridad en el diagnóstico y la vacuna solo llegue a un 80% de protección.

 

Tratamiento: No existe el tratamiento. Todo reaccionante positivo tiene que sacrificarse, con medidas de protección adecuadas en los operarios.

 

Para finalizar 6 conceptos reiterativos importantes:

 

1) no es una enfermedad venérea , por lo tanto el toro no es importante en la transmisión de la enfermedad.(la bacteria ingresa por boca principalmente).

2) es un problema de hembras preñadas, es decir maduras sexualmente. 

3) es fundamental identificar por análisis de sangre el animal enfermo y eliminarlo.

4) la vacuna R.B.51 no cura la enfermedad, solo es un complemento en la lucha. 

5) si no tiene animales enfermos al sangrado, es fundamental no permitir el ingreso de animales sin análisis.

6) la enfermedad ingresa por un animal enfermo y si se le permite su difusión por minimizar la importancia de abortos en el establecimiento, puede llevar años su erradicación. 

7) ninguna prueba diagnóstica es 100% eficaz

Pero tengamos bien claro, que como en casi todos los órdenes de la vida, los decretos del Ministerio no servirán para nada, si no existe el apoyo del productor en el uso de las medidas de control enunciadas anteriormente y del técnico particular en una tarea conjunta que cierre el paso a esta enfermedad que, por ahora, no nos ha dificultado en el comercio internacional de los productos agropecuarios, porque estamos todavía, en un bajo nivel de prevalencia. Por ahora¡¡¡.

 

Dpto. de Extensión Veterinaria de

Logo SFRCS Compromiso Social

Logo SFRCS Compromiso Social



Sociedad de Fomento Rural de Colonia Suiza.

Uruguay

Horacio Meny Kuster

 

Si desea recibir más información sobre los servicios que brinda la 

Soc. de Fomento Rural de Colonia Suiza ( Uruguay)  
comuníquese al (+598) 4554-4950 /4554-6555/ 4232 ó por mail a agrocomercialsfrcs@adinet.com.uy




Autor: Horacio Meny Kuster

Referências bibliográficas: 

Dpto. de Extensión Veterinaria de
Sociedad de Fomento Rural de Colonia Suiza.
Uruguay


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »