28/05/2011 às 08h44min - Atualizada em 28/05/2011 às 08h44min

Argentina: Productores retoman acciones contra la baja de los precios

La Opinion de Rafaela

Cada uno de los últimos años, Mercoláctea, más allá de ser un ámbito de negocios y exhibición para la cadena productiva-comercial, se convierte en una especie de núcleo de previsión, con mayor o menor certeza, pero que siempre termina dando sus frutos. Hace dos años se hablaba de hiperproductividad, pero allí quedó todo. En 2010 un reajuste para arriba de cifras también se comentaba. Pero en la reciente edición se compartían comentarios. Uno era el del gran año productivo, de las oportunidades del segmento; y el otro rumor era el de una baja de precios marcada para la primavera.



Por las buenas pasturas, grandes reservas, la primavera promete desbordar la expectativa, pero ya no en septiembre, sino en pleno invierno. Esta estimación que ya es realidad, genera que con un poco más de volumen de materia prima, el sector industrial comience a poner sus reparos.

Según pudo saber LA OPINION, hace poco más de una semana que en el sur provincial ya se plantea una situación crítica, ya que primero las PyMEs; y ahora algunas procesadoras con algo más de capacidad, están recortando la recepción de leche. Esto indica que la posibilidad de secado o procesamiento está desbordada y con esto lógicamente comienza a bajar el precio pagado a quien provee y también en los productos terminados por sobre stock, determinando que ya se propongan, al menos en Buenos Aires, ciclos de oferta al consumo de hasta 20 pesos por kilo de cuartirolo de segundas marcas.

Esto se da a consecuencia de la acumulación de recuperación que se viene dando desde hace un año, con lo cual hoy hay un 15 por ciento más de leche que en 2010; y abril se cerró con siete puntos porcentuales más que el balance de marzo.

Ante las lógicas del mercado, con la tonelada de leche en polvo en 3.800 dólares, con fluctuaciones de demanda, más allá del sostenimiento de compradores constantes, en nuestro país se comienza a acumular leche, por lo cual todo el excedente se hace polvo, se resguarda, siempre y cuando se tenga la capacidad propia o contratada para conseguirlo. Pero las pymes, muchas veces no alcanzan al secado, por motivos logísticos, económicos; y es entonces que en la necesidad de volcar todos sus productos al mercado interno y de la forma más inmediata posible, pierden renta; y bajan en la cadena esa pérdida hasta el primer eslabón.

Es por todo esto que muchas ya están dejando de recibir leche algunos días a la semana, o redujeron el caudal de recepción, para no tener que adelantar una baja injustificada del precio, que es la lucha eterna de la dignidad y el esfuerzo tambero.

Hubo reuniones en las últimas semanas donde los industriales confirmaron entre si la intención de bajar los precios, al menos entre cinco y siete centavos para las próximas liquidaciones, lo cual arriesga para los más pequeños una renta mínima que se registran en los tambos. Con una tendencia a la venta por pooles, sigue siendo, sobre todo en nuestra cuenca el comercio individual del productor con la industria el que predomina, no pudiendo negociar condiciones o ventajas de a uno.

ASAMBLEAS

Tal como lo publicó ayer este Diario, la lluviosa noche del martes reunió en Vila a muchos tamberos de la región, que se convocaron para debatir una acción contra la baja de precios que ya saben que se viene, por confirmación verbal de las empresas, o simplemente por trascendidos.

Basándose en el compromiso de Jorge Videla, subsecretario de Lechería, sobre la innecesariedad de un recorte de precio, habiéndole informado de esta reunión, fue el funcionario quien alentó a los productores a estructurar un reclamo, mientras sería él mismo quien hoy jueves hable con el temido Guillermo Moreno para ajustar los porcentajes de ganancia de la comercialización, dejando algunos puntos para los tamberos. Pero la confianza está rota y el empuje de los más “inquietos”, como se definieron hace dos días hace que la convocatoria para una asamblea abierta a todos los productores lecheros y a todas las entidades comience a tomar fuerza para el miércoles 8 de junio, a las 19:30 horas en Nuevo Torino, para determinar allí acciones enmarcadas en la unificación del sector, con la idea de dejar de lado las diferencias que en los últimos tres años rompieron la estructura de la Mesa Nacional y debilitaron a la producción.

Ya se están cursando las invitaciones, se está redactando una carta para los ministros de la Producción de las provincias y para el mismo Videla, comentando la situación de crisis que viene; y las pocas alternativas existentes.

Pero fue uno de los productores, que pensando un poco más allá les adviritió a los presentes en el Midget Club de Vila, que lo que realmente hay que conseguir, más allá de impedir la baja de precios, es la legislación en el tema lechero. Tener normas que regulen por sí solas y acompañando al mercado todo el negocio lácteo, desde lo que significa el pago a los propios productores, hasta el reparto de la renta comercial, que es una lucha que algunos tienen en nuestro país, pero no son acompañados por la mayoría; y que quizá el PEL pueda lograr en algún momento, o en su defecto lo que sería una Ley de Lechería pero bien consensuada, admitida por todos los sectores y con un debate que trascienda al mismo Congreso de la Nación.

El reclamo tambero recomienza; y la falta de ordenamiento vuelve a quedar en evidencia.

 


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »