02/05/2011 às 07h59min - Atualizada em 02/05/2011 às 07h59min

Precio de la leche están firmes por demanda asiática

Ámbito.com

El mercado internacional de la leche en polvo está muy firme a partir de problemas productivos registrados en Nueva Zelanda y en Australia, combinados con una demanda creciente de la región asiática. 

«A mediados del año pasado, había una expectativa de crecimiento importante de la producción de leche de Oceanía, que finalmente no se produjo por problemas climáticos. Y eso se presentó en un contexto de una demanda muy firme, especialmente en lo relativo a China», indicó José Quintana, analista de mercados lácteos y miembro del CREA Tambero Ameghino-Villegas.

Según Quintana, los números de la nación asiática son impactantes. En 2008 China importó 46.000 toneladas de leche en polvo, en 2009 esa cifra creció hasta alcanzar 177.000 toneladas, para luego subir hasta 320.000 toneladas en 2010.

El dato es que de acuerdo con proyecciones del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), este 2011, las importaciones chinas de leche en polvo entera se ubicarían en torno de 400.000 toneladas. Semejante crecimiento está asociado a la progresiva alza del nivel de vida de los ciudadanos chinos.

El USDA también proyectó para 2011 compras chinas de leche en polvo descremada por unas 100.000 toneladas, luego de que éstas registraran un crecimiento promedio anual del 22% entre 2005 y 2009.

«Para tener una idea de los números que estamos mencionando, vale indicar que en 2010 las exportaciones argentinas de leche en polvo entera fueron de 125.800 toneladas, según datos del SENASA», advirtió Quintana.

En la Argentina, «la producción de leche registrada en los primeros meses de este año está recuperándose para alcanzar niveles similares a los de la misma fecha de 2009».

A comienzos de 2010 hubo un «bajón productivo importante por problemas climáticos en diversas cuencas lecheras».

«Los precios pagados por la industria al tambero también vienen subiendo en el comienzo de año, luego de permanecer estables durante el segundo semestre de 2010», dijo.

El analista indicó que con un precio promedio de la leche en polvo entera de u$s 4.000 la tonelada, una industria láctea con perfil exportador tendría una capacidad de pago de la leche del orden de $ 1,60 el litro. Con u$s 4.500 la tonelada, esa relación se ubicaría en $ 1,80 el litro.

En febrero pasado, el precio promedio ponderado de la exportaciones argentinas declaradas de leche en polvo entera fue de u$s 4.118 la tonelada, mientras que en los primeros diez días de marzo, ese valor superó los u$s 4.600 la tonelada.

Con una economía de mercado normal, los crecientes valores FOB tardarían unas pocas semanas en trasladarse al precio pagado a los tamberos. «Pero el hecho es que, luego de la intervención salvaje registrada entre 2007 y 2008, las ventas externas de productos lácteos argentinos permanecen estancadas a partir de una suerte de política de autorregulación de exportaciones implementada por las principales usinas locales para evitar nuevas intervenciones oficiales», sostuvo. Éstas comenzaron en julio de 2005 con el aumento de retenciones del 5% al 15% aplicado por el entonces ministro de Economía, Roberto Lavagna, para luego terminar en 2007 con la implementación de un derecho de exportación móvil, el precio de corte, que en algún momento llegó a representar más de un 50% del valor FOB.

 


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »