13/02/2011 às 17h32min - Atualizada em 13/02/2011 às 17h32min

El mercado de la leche de cara al 2011

Los precios para la manteca se incrementaron significativamente. A comienzos de febrero de 2010, los valores de este derivado promediaban u$s 3.600/MT (FOB Oceanía), cerrando el año con cotizaciones cercanas a los u$s 4.500/MT FOB. Estos mayores precios se han trasladado a mayores retornos para los productores y se espera que la producción mundial
para 2011 se incremente. Por ejemplo, en Nueva Zelanda, el principal exportador mundial de productos lácteos, se espera un incremento cercano al 10%, tal y como puede observarse en el cuadro a continuación.

No obstante las perspectivas de una fuerte oferta de leche, también se esperan buenos precios para el 2011. Esto se debe a que, a pesar de que el PBI global se estima moderado respecto de 2010, la tasa de incremento per cápita en los ingresos en mercados claves como el asiático y el de Oceanía se espera se incremente en un 3,9% (contra un 2,9% del año pasado), lo cual conlleva a prever una fuerte demanda de importación. Más aún, existe un limitado stock de SMP (leche descremada en polvo) y manteca en EEUU y la UE-27 como para contener una caída en la producción. 

De hecho, estas líneas de productos derivados de la leche, lucen precariamente tenues; los stocks de manteca en la UE se encuentran en los valores mínimos históricos mientras que en EEUU se encuentran un 20% por debajo del nivel promedio de la última década. Para la leche en polvo descremada no existen excedentes en EEUU mientras que la UE tiene asignados sus stocks a los programas de asistencia doméstica.

A pesar de lo dicho hasta el momento, el eje central de los resultados esperados para 2011 estará fijo en China. Asumiendo un fuerte crecimiento en la economía de este país, para el año en curso pueden estimarse compras de 400 mil toneladas de leche entera en polvo, cifra que absorbería cualquier oferta adicional en los mercados internacionales.

Este hecho probablemente ejerza una presión en los precios.

A diciembre de 2010, y a juzgar por los resultados de las recientes subastas realizadas por FONTERRA, el sentimiento del mercado apunta a una fuerte demanda de importación: los precios de la leche entera en polvo para entrega en 2011 se encuentran en el rango de entre u$s 3.000 y u$s 3.600 MT desde comienzos de agosto de 2010. Lo mismo sucede con la AMF (Anhydrous Milk Fat), cuyos precios rondaron los u$s 5.000/ton en los períodos
mencionados, lo cual sugiere que los precios de la manteca se mantendrán fuertes. En igual sentido se mueven los mercados de futuros.

Las perspectivas de exportaciones para EEUU son positivas aunque se esperan algunos obstáculos. En Méjico el gobierno ha implementado tarifas de represalia - dentro de las permitidas por la OMC - sobre las importaciones de quesos de EEUU como resultado de problemas relacionados con el transporte fronterizo. Para octubre de 2010 aproximadamente el 30% de las exportaciones totales de quesos estadounidenses tenía como destino a Méjico, razón por la cual, se espera una reducción en éstas.

Adicionalmente, los gobiernos de Rusia y Argelia han implementado una barrera a las importaciones de productos lácteos estadounidenses debido a problemas de certificación no resueltos y China también ha impuesto nuevas medidas sobre higiene que deben ser certificadas por los productos adquiridos en EEUU.

Como era de esperar, los mayores retornos del 2010 han estimulado un incremento en la producción de leche en los principales países exportadores. 

En Argentina no se esperan cambios en la cantidad de animales destinados a producción debido a la fuerte competencia que existe con las tierras destinadas a cultivos, lo cual probablemente también limitará cualquier otro tipo de planes de expansión si no median medidas que alienten la producción lechera. 

Sin embargo, dados los mayores precios, y los consiguientes retornos, se espera un incremento en el uso de alimentos de mejor calidad, aumentando así la producción estimada de leche en 470 mil toneladas. Mucha de esta producción adicional se espera se traslade a la producción de leche entera en polvo, y en última instancia al mercado de exportación.

En Australia, las extensas lluvias desde comienzos de 2010 parecen haber dejado atrás las condiciones de sequía existentes y los productores de leche podrían comenzar a reconstituir sus rodeos durante 2011. Aunque el número de vacas se incrementaría en un 1%, éste sería aun 30% inferior al logrado durante la campaña 2001/2002. La mejora en las pasturas, el forraje y los sistemas de irrigación llevarán a un incremento récord en los litros por hectárea por vaca, consecuentemente, la producción para el 2011 se elevaría un 3%.

La expansión en la producción de leche en la UE-27, la cual comenzó a mejorar sus resultados durante 2010, se espera continúe durante 2011.

Aunque se prevé una contracción en la cantidad de animales, probablemente aumente la cantidad de leche como resultado de mayor cantidad de litros por animal. Esta producción adicional se destinaría a la fabricación de quesos, producto con una firme demanda tanto interna como de exportación.

En Nueva Zelanda, las condiciones de sequía a comienzos de año redujeron la producción de leche en 2010 en aproximadamente un 3% pero se espera un rebote del 10% para el año venidero, estimándose un récord de producción de 18,6 millones de toneladas.

Este incremento se atribuye a la mejora en la genética y el crecimiento en el rodeo.

Las proyecciones de producción en EEUU durante 2010 mostraron un incremento del 2% y el resultado para el año en curso se espera similar al año pasado. Aunque los precios se esperan en niveles similares a 2010, los mayores precios del maíz, pueden
resultar en un menor margen para la leche, pudiendo afectar la expansión en los inventarios de ganado.


USDA Dairy: World market and trade - NZ Derivative Exchange (dairyfutures)
publicado por BCR


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »