13/02/2011 às 17h27min - Atualizada em 13/02/2011 às 17h27min

Lácteas argentinas esperan posicionamiento de Bongrain

Conexión Agropecuaria nº 637 - Blasina & Asociados

El gigante francés Bongrain se quedó —luego que comprara el 54% de las acciones —con la totalidad de la láctea santafesina Milkaut y tiró una piedra en el mercado argentino de lácteos, señala un artículo de Cronista.com. 

Por estos días, las firmas tradicionales que operan en este negocio especulan sobre cuál será la amplitud de la onda expansiva que generará este cambio de manos en Milkaut. En un mercado que lideran SanCor y Mastellone, sigue en la lista otro grupo de empresas similarmente posicionadas entre ellas: Milkaut, la canadiense Saputo –que en 2003 le compró Molfino a Pérez Companc y es dueña de La Paulina – y Williner (Ilolay). 

De todos modos, este negocio tiene tres grandes grupos de empresas: las dedicadas al mercado interno (como SanCor y Mastellone), las firmas con mayor participación de las exportaciones (como Nestlé y Saputo) y las pymes queseras, que son unas 850 en el país. Milkaut, como Williner, está posicionada en los tres segmentos del negocio y, tras la venta, tiene posibilidades de crecer en uno u otro sentido con la inyección de capital de Bongrain. 

Como primera lectura sobre lo que podrá ocurrir tras el cambio de manos de Milkaut, si la intención de la venta fue inyectar capital cuando todo el dinero de la empresa se iba al pago de sus deudas, se puede esperar que Bongrain salga a captar más proveedores de leche en el mercado nacional para cubrir la capacidad instalada que compró y que estaba en desuso. Esta medida afectará directamente a una de las mayores lácteas nacionales, SanCor, porque ambas comparten su geografía de operaciones: la zona central y norte de la cuenca lechera santafesina. Captar un buen número de tamberos sería cosa bastante sencilla, dicen en el mercado, si se ofrecen mejores precios o se acortan los plazos de pago.

Si la intención es competir en el mercado interno ganando participación, en un contexto de precios regulados por la Secretaría de Comercio Interior, las empresas locales deberían preocuparse no sólo por mantener a sus proveedores, sino a sus clientes nacionales, aunque la mayor amenaza vendría por la posible pérdida en el segundo grupo.

Si Bongrain decide afianzar el mercado de exportación, al manejarse con ingresos a valores internacionales que están en alza, tendría más poder para pagar mejores precios a los productores. Dentro de este esquema, incluso, la firma podría decidir producir sus especialidades en quesos y otros productos en el país y exportarlos. O también usar a la Argentina como simple lugar de “originación” de materia prima, esto es, leche en polvo, para exportar a sus plantas del mundo para que allí se elaboren los productos de mayor valor agregado.

Con poco más de medio siglo de vida, el grupo Bongrain lidera el mercado global de quesos y es fuerte en la producción y comercialización de cremas y manteca. Facturó casi US$ 2.400 millones en 2009 y procesó 3.000 millones de litros en el año. La firma, con 17.700 empleados, produce en Francia, España, Alemania, Irlanda, República Checa, Hungría, Polonia, Serbia, Ucrania, India, Japón y Egipto, estados Unidos, Brasil, Uruguay, Chile y Argentina y, según comunicaron desde Milkaut, la nueva adquisición se enmarca en “un plan de expansión global en la región”. 

 


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »