08/02/2011 às 17h09min - Atualizada em 08/02/2011 às 17h09min

Argentina: Cuatro convenios para mejorar la cadena láctea

INTA Informa

El presidente del INTA, Carlos Casamiquela, firmó cuatro Convenios Asociativos Públicos–Privados (CAPP) con el objetivo de aplicar a las líneas de financiamiento de “Lácteos funcionales” y “Lactosueros” que otorga la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica (ANPCyT) mediante el Fondo Argentino Sectorial (Fonarsec).

La iniciativa constituye una colaboración entre las instituciones y las empresas privadas, ya que las tecnologías y productos desarrollados por los organismos públicos serán transferidas a firmas nacionales. Así, se promueven las capacidades tecnológicas que permitirán mejorar la competitividad y sustentabilidad de la cadena productiva láctea.

Uno de los convenios, denominado “INTABIO AF”, sucrito con la empresa biotecnológica Bio Sidus y la incubadora de plataformas de agrobiotecnología IncuINTA, representa la posibilidad de un desarrollo clave para la salud humana. Concretamente, la propuesta es obtener animales transgénicos que produzcan leche con nano-anticuerpos contra rotavirus, causantes de vómitos y diarrea severa en infantes, entre otras patologías. Además, este acuerdo incluye la participación de las empresas AproAgro y el Establecimiento San Marco, que desarrollarán y comercializarán estos alimentos funcionales.

Además, se firmó un convenio para producir quesos funcionales con fitoesteroles y alfa-tocoferol para una población adulta, preocupada por la prevención de la salud cardiovascular. En este caso, los actores son el Centro de Investigación de Agroindustria del INTA y Lácteos Capilla del Señor, entre otras empresas. El proyecto también comprende la obtención a escala piloto de yogur en polvo con cereales y frutas como fuente de fibra y antioxidantes naturales para niños y adolescentes, cuyo acceso a estos productos en forma fresca resulta costoso.

El INTA, el INTI y una universidad

De los cuatro convenios, dos se acordaron con el presidente del INTI –Enrique Martínez– y el rector de la Universidad Nacional del Litoral –Albor Ángel Cantard–. Se trata de los proyectos denominados “EcoSuero” –del que participan empresas de la región santafesina– y “Lácteos Alto CLA” –donde también intervienen compañías de Buenos Aires, Corrientes y Santa Fe–.

El proyecto EcoSuero apunta desarrollar productos derivados del suero de quesería –rico en proteínas y lactosa–, que actualmente suele malvenderse o desecharse, con un efecto negativo para el ambiente. De esta manera, es posible agregar valor primario, mejorar el desempeño ambiental y contribuir con la integración público-privada en las etapas de investigación, desarrollo y comercialización de productos.

Por otra parte, el proyecto “Lácteos Alto CLA” propone obtener leche más saludable mediante una alimentación estratégica del ganado vacuno, ovino, caprino y bufalino a través de la suplementación a los animales con oleaginosas, aceites y/o derivados de su extracción. Así, se obtendrán leches de menor contenido graso con su fracción hipercolesterolémica atenuada y con mayores niveles de CLA y AV, que permanecen inalterados durante los procesos tecnológicos usuales de elaboración de productos lácteos.

Los alimentos funcionales tienen propiedades adicionales sobre la salud de los consumidores, que van más allá del beneficio clásico del aporte de nutrientes –proteínas, grasas, azúcares, minerales– al aportar biomoléculas como el ácido vaccenico (AV) y el ácido linoleico conjugado (CLA), que presentan promisorias propiedades.

 


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »