13/03/2017 às 09h03min - Atualizada em 13/03/2017 às 09h03min

Argentina: La industria láctea le reclama al Gobierno una cita con la fase comercial

Por Elida Thiery - Hace más de un mes se habían pedido explicaciones, detalles sobre la política lechera de este Gobierno, con un año larguísimo de gestión recorrido. El jueves pasado en el Ministerio de Agroindustria las respuestas fueron tan idílicas y dispersas que nadie se fue conforme.
 
Estaban industriales de todos los tamaños y entidades de productores, nadie terminó de encajar en el encuentro, sobre todo los funcionarios presentes.
Mientras la política sigue sin tener una planificación en cuanto a la lechería y se sigue apostando a la idea de productividad, a pesar de la falta de rentabilidad, la hipertecnificación, sin tener con qué hacerlo, la realidad del sector es caótica.
 
Sin apoyarse en SanCor que pivotea entre su propia herencia de administración fallida, el clima como factor condicionante, la inflación que retiene al consumo interno, la falta de promoción de exportaciones e incumplimientos en los pagos de su mayor cliente, Venezuela, la baja en los precios internacionales, pero también la falta de una soga política que pueda evitar la venta de varios segmentos más de negocios, la Cooperativa enfrenta hoy una crisis que se trasluce en el cierre de cuatro de sus plantas (Charlone y Brinkmann, como estaba previsto para mediados de año, a las que se suman Centeno y Moldes). Pero es clave la pérdida de unos 500 mil litros diarios, no sólo por cuestiones de producción primaria caída, sino porque son otras empresas las que aprovechan la situación, a modo de “corrida bancaria” y se quedan con el capital de los tamberos, en medio de la desesperación para no seguir perdiendo. Con un crédito ya dado durante el año anterior, una necesidad que lo multiplica por ocho ahora y una oferta internacional que debería hacer un recorrido de aprobaciones que no es tan simple como una venta, por ser una cooperativa, las negociaciones no cesan y la reestructuración cobra importancia.
 
Si bien la semana anterior La Serenísima anunció la misma acción en una de sus plantas santafesinas, fue SanCor la que estuvo en estas horas en boca de todos, incluso de los que solo saben que la leche sale de la vaca, sin poder definir razas productoras. Pero el caso demuestra que no es sólo la gran cooperativa nacional la que padece, sino que son todas las empresas lácteas las que agonizan. Con más o menos deuda, todas tienen números en rojo.
En la reunión de hace una semana, Alejandro Sammartino y Ricky Negri escucharon por primera vez una instancia de reclamo empresarial para sentar definitivamente a la fase comercial a una mesa de debate y diálogo. Lo que por gentileza el Gobierno incluía hace un año en el Acuerdo-Marco de Venado Tuerto y jamás se ocupó de cumplir, o que según dijeron “no estaban dadas las condiciones”. La Nación deja todo librado al azar, que tiene un presente muy complicado y un futuro incierto, al que se le suma una nueva baja de los lácteos, de la leche en polvo en particular que volvió al rango de los 2.700 dólares por tonelada según lo demostró la última subasta electrónica de Fonterra.
 
Son muchos los que están de cocktail en evento en ExpoAgro, que debe ser una fiesta para el campo, pero que siempre tiene a la lechería en medio de una nueva crisis, edición tras edición. No se trasluce en las acciones de gobierno una definición, salvo en palabras sueltas y en declaraciones vacías de acción.
En el camino electoral, quizá el Ministro Buryaile mueva algunas piezas para sumar visibilidad a través de SanCor, pero no para resolver a la situación de fondo del sector.

La crisis eterna sigue y en medio del tironeo de tamberos, de industrias de todos los tamaños entre sí, de los gobiernos que no acuerdan al menos un sentido ínfimo de orden y donde a la vez la fuerza sindical es la que termina por sobre toda esta situación irregular, sin adaptarse a lo padecido por el resto de los eslabones y con la dominancia  concreta, al tiempo que la sangría no cesa.


Link
Notícias Relacionadas »
Comentários »