06/11/2015 às 12h25min - Atualizada em 06/11/2015 às 12h25min

Chile: Planta utiliza residuos del suero para generar biogás y autoabastecerse

http://www.australosorno.cl/

A un costado de la planta deshidratadora Lácteos y Energía (L&E) de Purranque, los trozos de leña que en otro tiempo servían como combustible para los mismos procesos productivos de la empresa, se encuentran prácticamente olvidados.

Ello, porque desde inicios de 2013 la empresa purranquina que posee dos plantas queseras más en Puerto Octay y Osorno utiliza el biogás como combustible, siendo un elemento que prácticamente cierra el proceso productivo de la planta y que en este caso se genera a partir de los mismos residuos lácteos con los que trabajan en la elaboración de artículos deshidratados.

Es así que residuos lácteos (riles) que genera la planta, pasan a conformar la primera etapa en la elaboración del biogás y convierten a la empresa en la primera de la Región de Los Lagos en trabajar con este tipo de energía a partir de residuos lecheros.

La iniciativa está siendo considerada por parte de las mismas autoridades regionales del Medio Ambiente y Energía, quienes ven en la planta purranquina un modelo que podría ser replicado en otros puntos de la misma región, aprovechando la gran industria láctea de la zona.

 

Ahorro

Patricio Valenzuela, encargado de la planta, explica que mayormente se trabaja con suero, producto de descarte en las plantas queseras de la zona.

En la firma L&E el suero se deshidrata y se utiliza para ser vendido en el mercado alimenticio como concentrado proteico, aunque también podría ser usado en la industria farmacéutica.

En el proceso de secado o deshidratación se genera un permeado rico en lactosa (o azúcar de la leche) el cual finalmente pasa a formar parte de la base con la que se genera el biogás, sumado a otros residuos líquidos de procesos productivos.

De esta manera, el biogás producido permite generar el 100 por ciento del combustible que la planta requiere para los procesos de secado de los productos, lo que hace que el ahorro en la compra de combustible sea equivalente al consumo de 180 metros cúbicos de leña al mes y también genera un impacto positivo en el medio ambiente.

"Actualmente estamos generando un total de 130 metros cúbicos de biogás por hora y hemos llegado a peak de 170 metros cúbicos. Ya dejamos de usar las calderas de leña y con los residuos líquidos de nuestro propio proceso productivo y en el tratamiento de los mismos a través de bacterias que consumen el 85% de estos residuos, generamos la energía térmica que necesitamos", explica Patricio Valenzuela.

En cuanto al costo de la planta, el profesional señala que si bien la inversión inicial puede ser alta, en el corto y mediano plazo se compensa con el ahorro en la compra de combustible (o leña en este caso). Incluso, señala que llegan a tener excedentes de biogás, el cual es liberado debido a que el almacenaje máximo de la planta sólo llega hasta los 200 metros cúbicos.

"Si bien no es una tecnología nueva, ya que se usa en países industrializados de manera frecuente, sí lo es en la región. El retorno de lo invertido llega al minuto en que estás generando un metro cúbico de biogás. En una industria normal el gasto se genera continuamente y aquí hay una fuerte inversión sólo una vez", indicó.

 

Según Valenzuela, el proceso funciona de manera perfecta, ya que las plantas que funcionan en Puerto Octay y Osorno producen quesos y los excedentes de ambas sirven tanto para elaborar productos deshidratados en la planta de Purranque, así como sus residuos para generar biogás.

"Cumplimos dos objetivos aquí, uno medioambiental que implica el tratamiento de estos riles antes de ser desechados y también la utilización de este recurso para generar energía limpia", concluyó Valenzuela.

 

Un buen ejemplo

Hace unos días, la visita del seremi del Medio Ambiente a la planta, Jorge Pasminio, al igual que otras autoridades regionales, dejó en claro la importancia del modelo de esta planta para la región en temas energéticos y medioambientales.

Pasminio indicó que la visita se llevó a cabo en el contexto de un proyecto relacionado con el Fondo para el Medioambiente Mundial, impulsado por una organización ligada a la Organización de las Naciones Unidas, donde se estudia el desarrollo industrial y se aprovechó de ver la experiencia con el biogás que produce L&E.

"Si bien en la región hay algunos ejemplos puntuales sobre producción de biogás, no hay casos a una escala como el de esta empresa, sobre todo en una región donde abunda el recurso derivado del ganado bovino", indicó.

Según Pasminio, en países de Europa los ejemplos de aprovechamiento de recursos son frecuentes y el objetivo de la visita es poder comenzar a fijarse en casos exitosos como el que se ve en la empresa L&E para comenzar a trazar líneas de trabajo en este sentido.

Según la autoridad, este tipo de plantas son un indicio claro de que se pueden replicar tanto a pequeña como a gran escala, a modo de detener en parte la liberación de gases de efecto invernadero sobre la atmósfera, contribuyendo al freno del cambio climático que se genera hoy en día.

"Este tipo de exploraciones energéticas son muy positivas. A futuro, tal vez, estas plantas puedan servir para el secado de leña", concluyó.


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »