05/07/2015 às 12h18min - Atualizada em 05/07/2015 às 12h18min

El mundo no toma tanta leche

Aunque existen informes que señalan que la demanda de leche se incrementará de forma paulatina durante la próxima década, lo cierto es que, a día de hoy, la población mundial no es capaz de absorber la totalidad de lo que se produce.

Este es la principal razón que justifica que los productos lácteos industriales, y por tanto también de la leche cruda en origen, registren las cotizaciones más bajas de los últimos cinco años. De hecho, en la última subasta de Global Dairy Trade -plataforma comercial de la cooperativa neozelandesa Fonterra que pasa por ser uno de los referentes mundiales a la hora de fijar precios- celebrada el jueves pasado, los precios de derivados como la leche en polvo, la mantequilla o el queso cheddar han vuelto a caer casi un 6 %.

A esta situación se llega después de que los principales productores mundiales de leche hayan registrado aumentos significativos de su volumen de materia prima sin que la demanda haya seguido una tendencia similar. Más bien al contrario, ya que potentes mercados importadores como China o Rusia han ralentizado su volumen de compras de forma importante, en gran medida debido también al aumento de su producción interior

Paradójicamente, en mayo, los ganaderos norteamericanos batieron su récord histórico mensual de leche al poner en el mercado más de 8.400 millones de litros -España produce apenas 600 millones de litros al mes- al tiempo que el Departamento de Agricultura de EE.UU. calcula que el volumen total de leche en el 2015 superará los 95.200 millones de litros, un 3 % más que el año precedente. Este espectacular incremento está teniendo ya consecuencias entre muchos productores que, tal y como sucede en Galicia, se están viendo obligados a deshacerse de su materia prima ante la ausencia de comprador.

Aunque en menor medida, los repuntes en la producción también se dan en la Unión Europea -?primer productor mundial con más de 140 millones de toneladas-, donde se calcula un incremento anual de 2 % en un escenario donde los diez mayores países productores aumentarán en 1.500 millones de litros su volumen de materia prima. Otro tanto sucede en Nueva Zelanda, que pasa por ser el principal exportador de derivados lácteos y donde se prevé un repunte del volumen de leche de entre un 2 y un 3 % en el próximo lustro.

Estas previsiones al alza de la producción mundial provocará, según varios informes sectoriales, una presión a la baja de los precios pagados al ganadero. De hecho, organizaciones dentro del ámbito de los estudios agrarios como Rabobank señalan que, hasta la segunda mitad del 2016, no se producirá un repunte de las cotizaciones.
http://www.lavozdegalicia.es


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »