05/11/2014 às 15h07min - Atualizada em 05/11/2014 às 15h07min

Uruguay: Se mantienen los nubarrones en el cielo lácteo

todoelcampo.com

Se mantienen los nubarrones en el cielo lácteo, de acuerdo a todas las informaciones que vienen del mercado exterior. El Evento Nº 127 de Fonterra del martes 4 de noviembre de 2014, parece afirmar el panorama de los últimos dos meses: estaríamos en el menor nivel de cotizaciones -similar o algo inferior al nivel de otoño 2012- de los últimos 30 meses.

Esta misma sensación es el comentario más consensuado entre los analistas internacionales y regionales con quienes tenemos contacto; los US$ 2,500/ton de leches en polvo y manteca se aprecian como el piso de sustentabilidad transitoria de cualquier sistema de producción. Y digo "transitoria" pues nadie se anima a confiar en la viabilidad de una lechería eficiente y en crecimiento con esos valores permanentes en el concierto mundial.

Quiere decir que cualquier escenario por venir debería mostrar valores y precios de otra calidad, y es probable que éstos se empiecen a manifestar ya en el inminente verano austral. Ya se ve un creciente ascenso en los precios de las ventas con entregas diferidas en Fonterra, del orden del 2/3 % acumulable mensual desde diciembre en adelante. Con un poco de audacia podemos inferir un rebote pronto.

SEÑALES DISPARES DEL MERCADO INTERNO.

Respecto al mercado interno se conocen señales dispares entre las diferentes plantas, pero se toma como una señal fuerte la expresa decisión de Conaprole de sostener el precio al productor por sobre los $ 9.20 por litro para las remisiones cumplidas en octubre, que a la paridad de $ 24.35/dólar indica un precio de 37.8 cts. antes de descuentos.

Las referencias más conocidas indican una demanda estable de queso y manteca, y un inventario importante de leche en polvo en espera de un mercado más ágil y dinámico; a su vez el mercado doméstico sigue firme, lo que se traduce en escasos problemas logísticos y financieros para las pequeñas y medianas industrias, y en algunas distorsiones en las de mayor porte, en especial aquellas con alta elaboración de polvo.

No hay mucho más para comentar; una primavera muy llovedora, con mucho pasto pero con problemas de calendario de siembras y confección de reservas forrajeras. Es probable que ya se hayan logrado los máximos de remisión del año, por lo que la industria en general debería estar en condiciones operativas normales.

CAUTELA. PRUDENCIA. CUIDADO.

Es oportuno reiterar un concepto central en momentos de incertidumbre: cautela en los costos, prudencia y cuidado en las inversiones, y fundamentalmente seguir atendiendo bien y muy bien a cada una de nuestras vacas: son el núcleo de nuestro negocio y como tal debemos destinarles nuestro mayor esmero.

 


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »