10/09/2014 às 09h45min - Atualizada em 10/09/2014 às 09h45min

Chile: Situación del agua fue la principal preocupación de agricultores locales

www.diariolatribuna.cl

Asamblea anual de socios de Socabío Reformas al Código del Aguas y la condición del lago Laja figuraron como las mayores inquietudes del gremio agrícola. También se analizaron los potenciales efectos de la Reforma Tributaria. La situación hídrica es, sin duda, el tema que más inquieta a los agricultores de la provincia de Bío Bío, tal como quedó de manifiesto en la asamblea anual de la Sociedad Agrícola de Biobío.

El encuentro fue encabezado por el presidente de la organización gremial, José Miguel Stegmeier y su vicepresidente, Jorge Guzmán. También participaron otros líderes gremiales como Juan Pablo Aruta, titular de Aproleche Bío Bío y Enrique Tapia, máximo representante de los productores de remolacha. Además estuvo Boris Solar, presidente del Colegio de Ingenieros Agrónomos de Bío Bío y secretario ejecutivo de la mesa del agua del río y lago Laja.

Stegmeier planteó que “la reforma al Código de Aguas nos está presentando grandes aprensiones, porque sabemos que se puede afectar claramente el derecho de propiedad. Vamos a tener una discusión importante a nivel gremial y ante las autoridades”. Adelantó que el próximo 24 de septiembre habrá una asamblea en el Club de la Unión de Los Ángeles, organizada por la Asociación de Canalistas del Laja para tratar ese tema, ocasión en la que se tendrá la asistencia del presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Patricio Crespo, entre otros dirigentes gremiales.

Por otro lado, sostuvo que “como Socabío, estamos actuando en la Mesa del Agua del Laja, donde hemos tenido avance respecto a uno punto de los que estamos trabajando, que era el de corto plazo para enfrentar la temporada que se nos viene, para asegurar la disponibilidad de riego. Quedando pendientes dos puntos: la modificación del convenio del año 1958 del cual Endesa aún no da una respuesta clara en cuanto a su modificación y también respecto a la creación de una junta de vigilancia de todo el sistema, Río Laja y Lago Laja, en el que Endesa tampoco ha sido suficientemente clara en manifestarse”.

De igual forma Jorge Guzmán, manifestó que “lo que estamos negociando en el Comité de Aguas para el Laja es súper importante, hemos hecho algunos avances, esperamos seguir avanzando más con Endesa, esperamos que Endesa logré aceptar que es necesario modificar el Convenio del año ´58 y entienda que es imperativo poder formar una junta de vigilancia.

El agua para la próxima temporada de riego estaría prácticamente asegurada, pero discutir este tema año a año es imposible”. Además declaró que “el anuncio de parte del gobierno sobre la modificación del código de aguas, ese es un tema gravísimo que nos afecta inmensamente a todos los agricultores de Chile y no solo a los agricultores sino que al comercio y a la minería, es decir, afecta transversalmente a todo el país y creo que no podemos aceptar la modificación del código como hasta este minuto se ha venido planteando, puede aplicarse lo que dice el código en cuanto a las aguas que no se usan, pero no modificar y dejar al arbitrio del gobierno de turno los derechos de agua”.

REFORMAS DEL GOBIERNO En cuanto a las reformas que lleva a cabo el gobierno, el presidente de Socabío planteó que “la reforma laboral nos complica y nos preocupa. La verdad es que no estamos contentos con los resultados a los que se está llegando, creemos que si está mal planteada puede afectar fuertemente al empleo y al desarrollo de la mano de obra en el mundo rural, esperamos que las autoridades puedan manejar esto de una manera bastante más razonable de lo que se han manejado hasta el día de hoy”. En el mismo tema, Jorge Guzmán concluyó que “a los agricultores nos va a subir la carga tributaria, las renta presunta fue modificada.

Creo que los agricultores más pequeños van a poder seguir teniendo renta presunta pero los agricultores medianos que estaban en renta presunta tendrán que cambiarse a renta efectiva. Eso es menos importante respecto a la carga tributaria total general, que vamos a tener los agricultores y de los problemas que va a haber en los mayores impuestos en las transacciones de los bienes raíces. Estamos en una época de muchos cambios, desafortunadamente la estabilidad que traía el país se ha visto complicada, vemos los indicadores económicos actuales que son malos aunque digan que eso es fruto de la economía mundial, creo que parte importante es la incertidumbre que ha generado la situación de cambios que hay en Chile”.

ROL ESTADO Stegmeier también resaltó el entrabamiento por el que pasa la Corporación de Desarrollo Regional y la preocupación del sector por lo que está pasando con la trazabilidad animal, “que es un tema de fondo porque de alguna manera hemos ido perdiendo trazabilidad y sanidad animal por culpa del estado, puesto que es el SAG el que ha fallado y esperamos que de aquí en adelante se pueda construir y no seguir destruyendo nuestra ganadería”, dijo. MULTIGREMIAL Una de las novedades fue el anuncio de la creación de una multigremial en la Provincia de Bío Bío.

En primera instancia, estará compuesta por Socabío, la Cámara Chilena de la Construcción, la Cámara de Comercio y los transportistas de la zona, la que será representada por el vicepresidente de Socabío, Jorge Guzmán, como representante de todos estos gremios ante la Multigremial Nacional. Socabío también participa en el CAS, presidido también por Stegmeier. Actualmente el Consorcio Agrícola del Sur está abocado a buscar soluciones para el mercado interno, en cuanto a la dinámica de compra de productos los agricultores y también a la unidad gremial, que es un tema que está reflotando y que esperan se pueda concretar en una confederación nacional agrícola.

REMOLACHA Durante la jornada también se realizó la asamblea anual de remolacheros, los que han tenido un año bastante complejo para los rindes y la cosecha por el exceso de lluvia. “Aún quedan en Bío Bío entre 500 y 600 hás. más 200 en Ñuble que hay que traer a la planta de Iansa en Los Ángeles, ya que la planta de Chillán ya cerró”, señaló. “Ha sido un año en que se espera que los rindes bajen del orden de un 10% por lo tanto es un mal año.

Nos hemos defendido con el alza de dólar, ya que cuando se sembró el dólar estaba más de 100 pesos más bajo de lo que está ahora, lo que se traduce en un 20 a 25% más bajo, por lo tanto la mayor baja en los rindes se ha visto compensadas por esto, pero sólo para los productores que han cosechado más al final de la temporada y no los del principio. Para el próximo año viene una baja en el precio de 2 dólares, es una baja importante. Actualmente la tonelada está en 60.50 dólares, a lo que se suma que el precio internacional del azúcar está plano con tendencia a la baja. En definitiva el margen se está haciendo más estrecho y se viene un año complicado”.

 


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »