23/08/2014 às 09h17min - Atualizada em 23/08/2014 às 09h17min

España: La industria láctea impone su ley

InfoAliment.com

Los ganaderos gallegos han pasado de cobrar en cinco meses el precio más alto de los últimos seis años a volver a vender por debajo del coste de producción. ¿La razón? La caída de las cotizaciones de la leche en los mercados internacionales y también el aumento de la producción, que hace temer incluso que llegue una multa por sobrepasar la cuota nacional a finales de año. Estas son las claves que explican el problema al que se enfrentan los productores lácteos de Galicia.
¿Por qué el precio de la leche gallega es el más bajo de España?
Galicia es, de largo, la principal comunidad productora de leche. De las poco más de diez mil explotaciones que continúan en activo salieron durante el último trimestre más de 650 millones de kilos de leche, la cifra más alta de la historia del sector. Pese a todo, este liderazgo indiscutible en la producción no tiene un reflejo en las cotizaciones que reciben los productores gallegos. De hecho son, junto con los baleares, los peor pagados. Para esto, no hay una causa objetiva que lo justifique. De hecho, la Asociación de Empresas Lácteas de Galicia (Aelga), cuyos asociados recogen más del 75 % de la leche gallega, señala que las diferencias que puedan existir entre autonomías son mínimas y responden únicamente a las primas que se pagan por cantidad. La producción media por granja en Galicia se sitúa en torno a las 190 toneladas anuales, lejos de las 270 del conjunto de España. Otros agentes apuntan a los incrementos de los costes de recogida que supone la pequeña dimensión de las granjas y su dispersión territorial para justificar las diferencias de precios.
¿Qué criterios se usan para fijar los precios de la leche en origen?
Salvo en las granjas que tienen firmado un contrato con la industria (apenas el 35 %, según denunciaron recientemente los sindicatos agrarios), los precios los fijan unilateralmente las industrias lácteas. De hecho, casi todos los ganaderos desconocen cuánto cobrarán a final de mes por su producción.
¿Todos los ganaderos gallegos cobran lo mismo?
No, la variación de precios, salvo la ya referida arbitrariedad de las lácteas, se basa en el volumen de producción y en las primas que reciben por volumen de grasa o proteína de la materia prima. En Galicia, las diferencias entre las explotaciones más dimensionadas y aquellas de menor tamaño pueden superar los cuatro céntimos. Durante el mes de mayo, una empresa con una producción inferior a las 100 toneladas cobró, de media, 32,95 céntimos el litro mientras que las de mayor tamaño percibieron, de media, 37 céntimos.
¿Es peor la leche gallega para que se pague menos por ella?
Las normativas de calidad de la leche vienen impuestas por Europa. De ahí que no puedan apreciarse diferencias en este aspecto que justifiquen grandes variaciones de precios, más allá de los mínimos que suponen los porcentajes de grasa o proteína que priman algunas lácteas.
¿Cuáles son las cotizaciones en el resto de Europa?
Sensiblemente más elevadas que las españolas. En mayo pasado, por ejemplo, alcanzaron, de media, lo 38,41 céntimos, un 8 % más que las que se registraron en Galicia.
¿Cómo se prevé que evolucionen los precios?
Resulta una completa incógnita. La lógica apunta a que las cotizaciones repunten en otoño. La propia Comisión Europea, en un reciente estudio, señalaba la posibilidad de que a partir de septiembre vuelvan los buenos precios a la leche en origen.

 


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »