23/08/2014 às 07h33min - Atualizada em 23/08/2014 às 07h33min

Precio internacional de la leche se mantiene bajo y llega el ajuste a nivel local

www.elobservador.com.uy

La caída de precios en el mercado internacional de lácteos se refleja en los valores de los productos exportados por Uruguay y el ajuste en los precios al productor ya comenzó. El mercado internacional de lácteos confirmó esta semana un nuevo escenario con precios en sus menores niveles en dos años, aunque por otro lado parece haber alcanzado un piso en la baja de precios.

El ajuste ya se empieza a trasladar a Uruguay y, luego de un primer semestre con precios de exportación muy superiores a los promedios históricos, el valor exportado en julio fue el más bajo desde febrero de 2013, mientras que en este mes las ventas se han frenado drásticamente.

Algunas empresas locales ya aplicaron una corrección en los precios a los productores y es casi un hecho que Conaprole lo haga para la leche que reciba el próximo mes. Las referencias para productos lácteos que marcan las licitaciones de la plataforma virtual Global Dairy Trade (GDT), cuyo principal oferente es la neozelandesa Fonterra, han caído de forma persistente durante el año y se ubican en mínimos de dos años.

En el penúltimo remate, del 5 de agosto pasado, el índice general se derrumbó 8,4% con respecto al remate anterior y se ubicó su menor valor desde agosto de 2012. La mayor caída la exhibió la leche en polvo entera, que a su vez representa la mayor parte de los volúmenes vendidos.

El promedio por tonelada tuvo una baja de 11,5%, a US$ 2.725, 45% menor que en el remate de agosto de 2013. En el último remate del martes pasado hubo otra baja –aunque leve– en el índice general del orden de 0,6%. Por eso era clave el remate de esta semana, que puede haber marcado un piso en los valores y de alguna manera dimensiona lo que será un ajuste inevitable en los precios al productor uruguayo.

El remate de esta semana marcó un primer repunte en la manteca y la leche en polvo entera, que alienta algunas esperanzas de que se inicie un camino de gradual recuperación. En cambio la leche en polvo descremada y los quesos volvieron a bajar. Exportaciones uruguayas El nuevo marco ya se nota en la exportación de Uruguay. Según datos de la Dirección Nacional de Aduanas, los envíos al exterior de lácteos en julio totalizaron US$ 50,3 millones, el menor valor exportado desde febrero de 2013.

Comparado con julio de 2013 la caída fue de 37,5%. En la primera quincena de agosto, el valor de las exportaciones siguió deprimido, con un total de US$ 23,2 millones; parece muy difícil que a mes completo se aproxime a los US$ 108,2 millones de agosto de 2013. El valor promedio de la tonelada exportada en julio fue US$ 3.293, un 22,6% menos que el récord de mayo, de US$ 4.256. En la comparación interanual fue 15% inferior a los US$ 3.870 por tonelada de julio 2013.

Además fue el promedio de exportación más bajo desde mayo de 2013. Al igual que lo ocurrido en los remates de Global Dairy Trade (la plataforma de Fonterra), el producto que más incidencia tuvo en la baja del promedio general fue la leche en polvo entera, cuya tonelada exportada promedió US$ 4.575, su menor referencia en un año. En lo que va de agosto, si bien el precio de la tonelada de leche en polvo entera repuntó por encima de los US$ 5.000, el volumen exportado fue realmente bajo, con apenas 684 toneladas.

De mantenerse este ritmo en lo que queda de agosto, podría ser la menor cantidad mensual exportada desde enero de 2009. La limitación de las compras por China, el mayor importador mundial, es uno de los principales factores detrás de la caída de los precios y la facturación. El gigante asiático compró a muy buen ritmo en los primeros cinco meses del año. Pero en junio, julio y la primera quincena de agosto, sus importaciones se redujeron drásticamente, a la espera de las oportunidades que generan los nuevos precios.

Las exportaciones uruguayas de lácteos a China en julio fueron las más bajas desde setiembre de 2012, apenas 340 toneladas. El descenso respecto a junio fue de 75%, cuando se exportaron 1.388 toneladas. Desde marzo, mes récord de exportaciones de lácteos a China con 4.678 toneladas, hubo una caída del 92% al mínimo alcanzando el mes pasado. En lo que respecta a la leche en polvo, desde abril que no se registran exportaciones del producto a China y desde mayo la exportación de quesos también fue nula.

Según dijo Daniel Castiglioni, director de Casti Trading, firma que vende carne y lácteos de Uruguay en China, es necesario que los precios confirmen una situación de estabilidad para que vuelvan a concretarse negocios. La industria uruguaya tiene otros mercados pero también se están enfriando. Como ocurre con Venezuela, el principal destino de las exportaciones uruguayas de lácteos. Las ventas en julio tuvieron una baja mensual de 20% y fueron los segundos más bajos del año después de marzo, con 3.600 toneladas.

En la primera quincena de agosto el volumen exportado bajó nuevamente, a 1.161 toneladas; en agosto de 2013 se exportaron 5.259 toneladas. Claudia Elizalde, gerenta de Comercio Exterior de Calcar, explicó en el programa Tiempo de cambio que las ventas a este destino se han visto enlentecidas básicamente por problemas administrativos y de otorgamiento de divisas en el país bolivariano. Las exportaciones a Venezuela cayeron en volumen y también en valor.

El precio promedio por tonelada exportada en julio a este destino fue de US$ 3.851, un 10% menos respecto a los US$ 4.218 de junio y en la variación interanual mostró un descenso del 33%, contra los US$ 5.689 de julio 2013. De todas formas los envíos de quesos, el producto de mayor valor exportado a Venezuela, mantiene un precio alto por tonelada superior a los US$ 5.500. En contrapartida, el boicot de Rusia a los lácteos de EEUU, Canadá, Unión Europea y Australia puede generar una oportunidad que amortigüe, al menos en productos como la manteca, el efecto de la baja en el precio internacional.

De hecho, las exportaciones de manteca a Rusia alcanzaron US$ 8,1 millones en julio, su nivel más alto del año, a un precio promedio de US$ 4.650 la tonelada. Pero un posible aumento en la demanda desde Rusia se maneja con hermetismo por parte de la industria. Cómo está la producción La perspectiva más incierta de la demanda y las lluvias muy frecuentes hasta comienzos de agosto afectaron a la oferta.

La remisión de leche a planta cayó 5,7% en julio, frente al mismo mes de 2013, según datos publicados por el Instituto Nacional de la Leche. Los envíos a las industrias fueron de 164,6 millones de litros contra 174,6 millones de julio de 2013. En comparación con junio, sin embargo, los números reflejan un incremento de 4,8%.

Los productores enfrentan, además de una perspectiva más cauta en el exterior, problemas climáticos con excesos de lluvias y barro que afectaron el aprovechamiento de pasturas, e inconvenientes sanitarios, como la mastitis y problemas en las patas de los animales. Aunque agosto trajo una sensible mejora en las condiciones productivas, los problemas sanitarios persisten. Horacio Leániz, presidente de la Cámara de Productores de Leche, indicó que entre los elementos que están condicionando la lechería en Uruguay se encuentra “la tuberculosis, que ha hecho refugar mucho ganado.

El otro es la exportación en pie, que hace perder miles de lactancias de vaquillonas que no están, que se exportaron. Entonces, si la reposición exige más ganado probablemente también tengamos una retracción en el número de lactancias y con ello menor leche en planta”. Como contrapartida, la actual suba del dólar en Uruguay podría verse como un alivio, tanto para las empresas como para los productores, incrementando sus ingresos en pesos.

Pero dado que dos tercios de los costos de producción –como insumos y raciones– están en dólares, el efecto positivo por el lado del tipo de cambio no sería suficiente. Las perspectivas del sector lechero para lo que resta del año son –cuando menos– desafiantes. Tras funcionar durante un año con precios por encima de US$ 0,40 por litro, ahora viene un período de operar por debajo de esa referencia.

En los próximos días, de acuerdo a lo que haga Conaprole, la empresa de mayor volumen operado, empezará a conocerse la magnitud del ajuste. Fonterra redujo su pronóstico La cooperativa neozelandesa Fonterra redujo 14% en dólares su pronóstico de precio para el productor para la nueva zafra (junio 2014/mayo 2015) de US$ 5,96 a US$ 5,11 para el kilo de sólidos, producto de un escenario volátil del mercado internacional que se prevé se mantenga en los próximos meses, según informó Dairy Trader.

El presidente de Fonterra, John Wilson, dijo que “hemos visto un fuerte aumento de la producción a nivel mundial, además de una suba en los inventarios en China y la caída de la demanda en algunos mercados emergentes en respuesta al aumento de precios de los productos lácteos (…) Esta caída esperada en el precio de la leche tendrá un impacto en los flujos de efectivo en la caja de los productores.

Continuamos pidiendo precaución con los presupuestos debido a la continua volatilidad en los mercados de productos lácteos”.

 


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »