10/03/2013 às 08h01min - Atualizada em 10/03/2013 às 08h01min

Quesos vendidos en España superan niveles de contaminantes aceptados por la UE

Investigadores de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria han analizado más de 60 marcas de queso habituales en los supermercados y han detectado que la concentración de contaminantes organoclorados, en muchos casos, está por encima de lo que marca la legislación europea. Los científicos recomiendan vigilar los bifenilos policlorados, por ser cancerígenos.

En cuanto a las muestras en las que han aparecido las mayores concentraciones de estos compuestos, éstas han sido las procedentes "de quesos orgánicos", manifiestan. Así lo expone el responsables del Grupo de Investigación en Medio Ambiente y Salud (Unidad de Toxicología) de esta universidad, los doctores Luis Domínguez-Boada y Octavio Pérez-Luzardo.

En la actualidad, y según recoge la Plataforma SINC, la recomendación es "no superar los tres picogramos WHO-TEQ, medida de toxicidad promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), de este contaminante por gramo de grasa del queso". No obstante, "en algunas muestras se han detectado hasta 76 picogramos WHO-TEQ por grama de alimento", indican.

Cáncer y modificaciones del ADN

Además, la OMS también recomienda que la ingesta diaria tolerable "sea inferior a dos picogramos WHO-TEQ de dioxinas y análogos por kilogramo de peso corporal". "Si se consumen las marcas de queso más contaminadas se podría superar esa cantidad y, por tanto, aumentar la probabilidad de sufrir efectos perjudiciales para la salud", advierte el doctor Domínguez-Boada.

Fuente: infoaliment.com

Este consumo "puede producir cáncer y mutaciones en el ADN, además de actuar como disruptores endocrinos que alteran el delicado equilibrio hormonal del ser humano", señala. Por ello, y por ser diabetogénicos y obesogénicos, "pueden afectar negativamente al metabolismo y elevar el riesgo de padecer diabetes y obesidad", manifiesta.



En occidente se calcula que cerca del 30% de la ingesta de contaminantes organoclorados llega por los productos lácteos, debido a su alto contenido en grasa

¿Cómo se contaminan?

Estas sustancias nocivas llegan a estos alimentos a través de los pesticidas y las emisiones contaminantes de la industria, ya que "se transfieren al medio ambiente y se incorporan a la leche de los animales", explican los expertos. Ante ello, los autores recomiendan evaluar la presencia de estas sustancias tóxicas en el medio ambiente y establecer medidas de control.



Entre ellas, los investigadores destacan las que apunta el Convenio de Estocolmo (Suecia) sobre contaminantes orgánicos persistentes. Este programa está auspiciado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).



«También se deberían incrementar los controles alimentarios, evaluando la presencia de todos los residuos químicos nocivos –estén o no prohibidos, y se usen o no en el sector láctico–, para así poder retirar del mercado aquellas marcas o lotes que presenten niveles elevados de contaminantes y supongan un riesgo para el consumidor».

Las mayores concentraciones de estos compuestos han aparecido en quesos orgánicos.

Los investigadores, que declaran en el estudio no tener ningún conflicto de intereses, en esta ocasión no se han centrado en qué marcas son las más contaminadas.

«De momento es un estudio puntual que pone de manifiesto la presencia de tóxicos organoclorados en nuestros quesos», dice Pérez-Luzardo. «Los resultados pueden variar según los lotes y a lo largo del tiempo, por lo que sería necesario un estudio más a largo plazo para confirmar si una misma marca siempre presenta los mismos datos».

En los países occidentales se calcula que cerca del 30% de la ingesta de contaminantes organoclorados llega por los productos lácteos, debido a su alto contenido en grasa. El resto procede, sobre todo, del pescado, pero también se han detectado en la carne y los huevos.


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »