05/11/2012 às 16h32min - Atualizada em 05/11/2012 às 16h32min

Perú: La Verdad del incremento de la sobretasa de leche en polvo

Cuatro millones de dólares en sobretasas a la leche en polvo en tres meses

El abrupto incremento, de por lo menos 37%, en la tabla aduanera de lácteos (para el cálculo de la sobretasa arancelaria para la importación de leche en polvo) ha provocado un incendio en la pradera. El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) dispuso este aumento, que regirá para los próximos seis meses, el 1° de julio (Decreto Supremo N° 113-2012-EF).

Dicho de otra manera, que si antes se pagaba US$495 por tonelada de leche en polvo importada, cuando el precio internacional baja del rango de US$3,150 – US$3,199/TM, ahora en cambio, se tendrá que pagar US$680/TM ¿Quién decide estos valores? Según la norma, la tabla es elaborada por el Banco Central de Reserva (BCR) y luego, es aprobada por el MEF. Sin embargo, los industriales lácteos, agrupados en Asociación de Industriales Lácteos (Adil), que pertenece a la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), no descarta que haya habido alguna intencionalidad de endurecer la política gubernamental contra los industriales.

Este incremento significaría US$4 millones más que se recarga a las amas de casa ¿Cómo así? Pues entre julio y septiembre del presente año se importaron 19,506.1 toneladas de leche en polvo (Ministerio de Agricultura), que con una sobretasa de US$495 hubieran tenido un recargo de US$9.7 millones, pero con la sobretasa a US$680 como es ahora, el recargo es de US$13.3 millones, es decir, casi US$4 millones más que se ha tenido que trasladar necesariamente a los productos finales (leche evaporada, yogures, mantequillas, etc), afectando a todos los hogares del país.

ADIL ha sostenido que este incremento se traducirá, rápidamente, en el alza del precio del tarro de leche evaporada. En el último mes, el precio del tarro de leche ha subido en los mercados de S/. 2.80 a S/. 3. Esto se debería a que la leche en polvo representa el 25% de la leche que se utiliza en la fabricación de leche evaporada porque la producción nacional de los ganaderos no alcanzan a cubrir la demanda de la industria láctea.

Los ganaderos liderados por Javier Valera, presidente de la Asociación de Ganaderos Lecheros del Perú (Agalep), a contrapelo manifiestan que esta elevación de los montos de la sobretasa arancelaria es vital porque no pueden competir en precio contra la leche en polvo producida en países ganaderos, como Australia, Nueva Zelandia o Estados Unidos, que otorgan subsidios indiscriminados. No obstante, Piskulich, aclara que Australia y Nueva Zelandia han eliminado los subsidios a la ganadería el año 2004.

El economista Jorge Gonzales Izquierdo critica este cambio político del MEF, de elevar los valores de la tabla aduanera de la sobretasa de leche en polvo, “a menos que se haya detectado dumping, lo cual no es el caso”.

¿QUÉ ESTÁ PASANDO?

¿Es cierto que los industriales lácteos prefieren importar leche en polvo, dejando de lado la leche nacional?

Los números indican lo contrario. En el siglo XXI, la producción nacional de leche se ha elevado en 100%, pasando de 850 mil toneladas en el 2001 hasta los 1.75 millones de toneladas en el 2011, exhibiendo un incremento promedio anual de 9%, debido al incremento en la productividad por vaca, un mercado seguro para la producción, la ampliación de rutas de acopio y no menos importante, la importación de varios miles de vacas lecheras, proporcionados por la industria a los ganaderos a créditos razonables.

Por otro lado, mientras que la industria láctea compra el 70% de la producción lechera, el 30% restante se vende localmente al menudeo en porongos, también en la fabricación de quesos artesanales, dulces (natilla, manjar blanco, etc.). De acuerdo al Ministerio de Agricultura, en el año 2011 la industria láctea produjo 1.55 millones de toneladas (1.2 millones de leche evaporada, 171 mil de leche pasteurizada y 182 mil de derivados lácteos). Dicho de otra manera, la industria láctea, para satisface la demanda nacional, tiene que acopiar 1.2 millones de leche nacional y se ve en la necesidad de importar 350 mil toneladas de leche en polvo.

Otro factor no menos importante que explica la importación de leche en polvo, es que la producción nacional de leche es estacional. En verano hay picos de producción nacional de leche porque los pastos abundan y esta leche, que no se puede almacenar, se utiliza en su totalidad, pero la producción de leche baja y escasea en los meses de octubre y noviembre, que es cuando en mayor cantidad se importa para reconstituir la leche nacional con un mayor porcentaje de leche en polvo.

LA GUERRA DEL PRECIO

Uno de los eternos factores en disputa es el precio (por kilo de leche) que pagan los industriales a los ganaderos. Actualmente, el precio es de S/. 1.16 por kilo.

Ciertamente, el Perú es un país donde no abundan los dos factores fundamentales para el desarrollo de la ganadería: terrenos planos y pastizales, salvo en algunos valles de Cajamarca y Arequipa. Precisamente, en estos lugares, los ganaderos se sienten bastante más cómodos, con el precio, que los ganaderos de otros confines donde no abundan ni los pastos, ni la chala, ni la pasta de algodón, ni la broza (espárrago, alcachofa), y como la mayoría de los ganaderos de Lima, tienen que recurrir a alimentar al ganado con soya y/o maíz importado, perdiendo competitividad con los flujos del mercado internacional.

Sin embargo, pese a estas adversidades, el consumo per cápita de leche en el Perú se ha elevado en casi 50% en los últimos 20 años, pasando de 45.29 lt en 1990 a los 65.84 lt en el 2010, pero aún, no recuperamos los 75 lt que se consumían en 1970.

El ministro de Agricultura, Milton Von Hesse, ha terciado en el debate, soslayando el abrupto incremento de 37% de los valores de la tabla aduanera con un discurso teórico, sosteniendo “que esta sobretasa es un arancel que se activa cuando baja mucho el precio de la leche en polvo importada, que permite que el mercado tenga una estabilidad a largo plazo y las relaciones entre industriales y productores de leche sea más estable en el tiempo” (Buenos Días Perú 30/10/12). A su turno, el viceministro de Juan Rheineck afirmó que la importación de leche en polvo es una competencia grave para los ganaderos (Gestión 19/10/12), pero tanto Von Hesse como Rheineck al parecer, desconocen que la industria láctea acopia toda la producción nacional láctea disponible y que esta significativa elevación de los costos de producción, se trasladará a las sufridas amas de casa, que compran tanto leche evaporada como leche UHT y yogures.

http://www.gatoencerrado.net


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »