20/03/2012 às 09h19min - Atualizada em 20/03/2012 às 09h19min

Distorsión en precios tiene en crisis al sector lácteo venezolano

Entorno Inteligente - www.clubdarwin.net

El rezago en los precios de la leche a nivel de productor durante nueve años de control de precios ha profundizado la crisis en el sector lácteo venezolano. La industria que procesa leche pasteurizada y las queseras industriales no tienen acceso a la materia prima porque no pueden pagar por encima del precio regulado, lo que ha desviado la producción de leche fresca hacia las queseras artesanales, cuyo producto no está regulado.

Aunque el precio de la leche fresca al productor está regulado al precio de Bs 3,6 el litro, las queseras artesanales ofrecen entre Bs 4,6 y Bs 5 por litro, importe que la industria de leche y de quesos no está en capacidad de pagar.

En octubre el Gobierno venezolano autorizó ajustes de 32,53% en el precio de la leche pasteurizada y de 44% para la fresca. Los gremios de ambos sectores manifestaron en ese entonces que el aumento no corregía el rezago. La situación no ha cambiado.

La producción de leche pasteurizada, por falta de rentabilidad y de materia prima, se ha venido a menos. Asoprole ha reportado merma de entre 40 y 45% en la recepción leche.

De acuerdo con cifras de la Cámara Venezolana de Industrias Lácteas (Cavilac), en 2010 la producción de leche pasteurizada representaba 20% del mercado. En 2011 la participación se redujo a 12% y actualmente está en 3%.

La industria está solicitando se permita importar leche fresca desde Colombia para mantener la producción nacional de quesos.

La disponibilidad de leche pasteurizada en el mercado nacional es escasa. Los comercios permiten comprar máximo dos litros por persona, mientras que la mayor parte del pedido se reserva para la producción de café en barra. Mientras el envase de 900 cc de leche está regulado en Bs 5,5 el café mediano cuesta entre Bs 8 y Bs 10.

En lugar de leche de producción nacional los anaqueles están copados por una amplia gama de marcas importadas de Ecuador, Colombia y Uruguay en presentación de larga duración, cuyo precio de venta al público no está controlado y oscila entre Bs 9 y 14 el litro.

La situación de la industria procesadora de quesos es igual de crítica. La Asociación de Industriales de Quesos (Aniquesos) asegura que la recepción de materia prima ha caído 10% y que el rezago en los precios tiene comprometido el funcionamiento de las empresas.

Las importaciones de quesos, principalmente desde Uruguay, le están sacando ventaja a la industria nacional, y tienen copado el mercado. Mientras el gobierno tiene regulados los precios en tres presentaciones de quesos blancos y en siete variedades de amarillo, los importados se vende a precio libre.

La producción de leche pasteurizada, por falta de rentabilidad y de materia prima, se ha venido a menos

Tanto las queseras industriales como las pasteurizadoras de leche han solicitado la revisión de los costos de producción y los precios regulados, pero aún no reciben respuesta.

De acuerdo con la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga) la producción de leche está en el orden de 1.278 millones de litros al año, con un promedio de entre 4.000 y 4.500 litros diarios.

Las intervenciones de tierras en zonas de alta producción como el Sur del Lago de Maracaibo y zonas altas de Mérida han afectado el rendimiento del ordeño nacional. El rebaño lechero también se ha reducido, pues ante la falta de rentabilidad a los productores no les queda más remedio que sacar las vacas lecheras a matadero porque no pueden costear su mantenimiento.

 


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »