29/10/2011 às 14h42min - Atualizada em 29/10/2011 às 14h42min

Tendencias emergentes en el packaging

Clubdarwin.net

¿El Oráculo de Delfos o la despensa de mi vecino? Para predecir las tendencias y variables que afectarán al packaging de los productos en el futuro, basta con dar un vistazo a las despensas de mis vecinos y observar sus hábitos y estilos de vida.

La conclusión más evidente es que los cambios sociales impulsan la creación de nuevos envases, pero también nuevos envases y productos provocan cambios en la sociedad.

Los miembros de un hogar no comen a la misma hora ni comparten los mismos gustos. Unos tienen una estricta dieta baja en calorías, otros ni siquiera usan la cocina para cocinar o consumen commodities de marcas blancas de precio reducido pero no escatiman en productos gourmet de capricho o placer de reconocidas enseñas.

La coyuntura económica, los avances tecnológicos, el envejecimiento de la población y su longevidad, el poco tiempo que tenemos para todo, el incremento de hogares emergentes (unipersonales, monoparentales, parejas sin hijos, etcétera), la búsqueda permanente de la salud, más comodidad y bienestar, todo, sin duda, influye en el diseño de los envases de hoy y mañana.

Citando a F. Madia de Souza, “el cliente es una animal raro llamado Camaguro (camaleón y canguro), porque fácilmente cambia de gustos y si lo descuidamos salta hacia la competencia y desaparece sin ser visto de nuevo”.

Nuevas formas de consumo

El consumidor está informado, es exigente y, como consecuencia, tiene un bajo concepto de fidelización. En mi opinión, alimentada por diferentes investigaciones sobre el tema, son las innovaciones corresponderán a tres grandes ejes:

Diseño

Los envases cada vez más evocarán emociones y experiencias. Las novedades se encuentran íntimamente relacionadas con las estrategias de posicionamiento de cada producto y las necesidades del consumidor.

La búsqueda de equilibrio entre el diseño estructural y el gráfico será mayor. De poco sirve un excelente diseño si su envase se encuentra en malas condiciones o no ha sido elaborado con la calidad necesaria.

Aumentará la presencia de envases que apelan a todos los sentidos.

La preocupación por el medio ambiente seguirá creciendo. La alta reciclabilidad de los envases logrará un valor agregado.

Segmentación

Cada día el diseño del packaging tratará de ajustarse a necesidades y expectativas de grupos más concretos y restringidos de la población, por ejemplo:

Los niños seguirán demandando envases con colores llamativos, alegres, en los que sus personajes, o dibujos de moda cobran protagonismo, incluso superior al de la propia marca.

Las amas de casa se inclinarán por envases con diseños atractivos, en colores frescos, que demuestren novedad, buen gusto y practicidad.

Los jóvenes se verán atraídos por envases ergonómicos. Que reflejen dinamismo y su estilo de vida. Envases innovadores que agreguen “diversión” a sus vidas.

Las personas mayores de 60 años tendrán envases con diseños gráficos adaptados a su realidad. Fáciles de reconocer, que transmitan sensación de gran calidad, que la información sea legible, con fotos reales del producto o que su contenido pueda verse. Con colores que les sugieran jovialidad, que les animen y les hagan sentir más felices

Gracias a los estudios antropomórficos y antropométricos nos encontraremos con envases sofisticados para determinados nichos de mercado, como es el caso de los deportistas, con diseños con zonas especiales de agarre, que pueden ser abiertos sin usar las manos.

Diseños universales. Creados para incluir a personas con discapacidades motoras y/o sensoriales y llegar a la mayor audiencia posible, más allá de las necesidades y habilidades de un adulto “promedio y saludable”.

Recurrir al pasado mirando el presente y el futuro

Diseños “retro”. Por ejemplo, en Japón se han reportado productos que emulan el sabor y el diseño de los envases del pasado a fin de que los mayores de 30 puedan revivir su infancia a través de sabores que despierten sus recuerdos.

Packaging divertido para productos diferenciados. Etiquetas con aplicaciones diversas como elementos promocionales, de seguridad y funcionabilidad.

Diseños estacionales y ediciones limitadas. Muchos fabricantes optarán por presentar variantes del producto para mantener una presencia cambiante en las góndolas y dar una imagen innovadora y dinámica.

Nos encontraremos con envases inteligentes, interesantes y convenientes. Los formatos pequeños, transportables e individuales continuarán ganando terreno en nuevas categorías.

En fin… El packaging seguirá siendo una disciplina apasionante. Todos, consumidores y productores, estamos cada vez más preparados para propiciar y asumir unos cambios que, aunque suene a “cliché”, ¡están garantizados!

 


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »