07/10/2011 às 14h22min - Atualizada em 07/10/2011 às 14h22min

Evolución del sector lácteo en latinoamérica

Agromeat

El precio internacional de la leche y sus principales derivados vienen creciendo sostenidamente desde fines de 2003. Según el índice de precios de la FAO, el valor de los productos lácteos se ha duplicado en tres años, al pasar de poco más de 80 puntos a 165, que fue el registro en septiembre de 2005.

Se espera que las encuestas de 2005 arrojen índices de crecimiento en la producción en América latina y el Caribe; en países como Argentina (se ha estimado hasta un 10% de aumento), Brasil (3% adicional sobre el récord de 2004), Chile (posiblemente más de 6%, si hay buenas condiciones en primavera), Perú (3-4%), Colombia y México.

Es probable que las exportaciones de 2004 se vean superadas en Argentina y algunos países latinoamericanos que se están constituyendo como crecientes exportadores: Chile, Colombia y, posiblemente, Brasil. En este caso, se trata de exportaciones principalmente de leche en polvo entera y quesos.

Uruguay

Leche y quesos en la cima

En base a los datos proporcionados por las industrias (1) y por la Junta Nacional de la Leche, se estima que para el período enero – setiembre de 2005 el incremento de remisión será de 6.6%, respecto al año anterior. Sobre tal base esto arrojará una remisión del orden de 1.360 millones de litros de leche, 85 millones más que en 2004, pudiendo sostenerse que el año 2005 registrará un nuevo e importante aumento de, al menos, 6%.

Quedaría así determinado un nuevo récord dentro de los volúmenes remitidos en un sector que, aún dentro de su reconocido dinamismo, mostró un relativo estancamiento en el período 1999-2002. Por su parte, en el año 2004, las industrias lácteas recibieron 1.277 millones de litros de leche, 11.6% por encima de 2003, convirtiéndose dicha cifra en un nuevo máximo histórico.

La oferta de leche durante 2004 provino de 3.450 productores. Dicha cifra está por debajo del año anterior, continuando así la tendencia descendente de los últimos años. La distribución mensual de la remisión sigue teniendo un perfil marcadamente estacional, como lo muestra la máxima remisión de primavera, en correspondencia con la mayor disponibilidad de pasturas.

En el año 2004 el consumo de leche fluida (pasteurizada y media vida) fue de 216 millones de litros, determinando un aumento moderado (3%) respecto a 2003. El segmento de leche industria, destinada a elaborar productos de libre comercialización, recibió 1.061 millones de litros.

El volumen exportado de productos lácteos durante el año 2004 significó 810 millones de litros equivalentes (80 millones más que en 2003), constituyendo el 63% del recibo total de leche y generando el ingreso por tal concepto de 189 millones de dólares (2).

Dentro del volumen mencionado se mantiene el característico predominio de leches en polvo (40%) y quesos (32%), mientras que de estos últimos sobresalen los de pasta semi-dura. Las ventas al exterior también presentan aumentos en dos productos de características contrastantes: la leche de exportación, que sólo es sometida a un pasteurizado y se vende para industrializar fuera del territorio, y los preparados alimenticios con mayor valor agregado.

Respecto a las ventas internas, se realizaron por unos 444 millones de litros (35% del recibo total), teniendo las leches fluidas el producto más importante (216 millones bajo régimen de cuota). Dentro de ellas volvió a registrarse una sustitución de pasterizada por media vida, determinando que esta última aumentará en unos 16 millones de litros.

Brasil

El desafío de aumentar el consumo interno

La industria lechera comenzó 2005 apostando que sería un año con resultados positivos para el sector, en un análisis realizado a partir de los resultados de 2004, cuando por primera vez el país obtuvo superávit en la balanza comercial de lácteos. Los buenos presagios duraron apenas hasta el final del primer semestre.

Frente a las perspectivas positivas, el productor de leche invirtió en su producción. De esa forma, la oferta de leche bajo inspección, en el primer semestre, llegó a 7,8 billones de litros, 13,3% más que los 6,9 billones de litros producidos en el primer semestre de 2004.

El aumento de la producción acabó transformándose en un arma contra el productor, a partir del momento en que la valorización del real y los intereses elevados en el mercado interno pasaron a dificultar el ingreso de los lácteos brasileros en el mercado internacional.

El resultado final fue el aumento de las exportaciones, logrando que Brasil deje en el pasado el hecho de ser un tradicional importador de lácteos.

De acuerdo con datos divulgados por la CNA (Confederación de Agricultura y Ganadería de Brasil), el saldo comercial cerró positivo, pero un poco inferior en relación a 2004, frustrando las expectativas. Las exportaciones de US$ 130,09 millones y las importaciones de US$ 121,19 millones generaron un saldo comercial de US$ 8,9 millones entre enero y diciembre de 2005. En 2004, el superávit fue de US$11,5 millones.

La meta, a mediano plazo, es transformar todo el Mercosur en un polo regional de producción de lácteos, apuntando al mercado internacional, y sin promover disputas comerciales dentro del bloque.

Hay alternativas para ampliar el consumo de lácteos, de forma de compensar el aumento de la oferta y, paralelamente, promover una recuperación de los precios pagos al productor. Las estrategias deben abordar dos focos: el mercado interno, por medio de programas de promoción al aumento del consumo; y el mercado externo, considerando la hipótesis de manutención de la sobrevalorización del real, por medio de la ampliación de las exportaciones.

En el mercado interno, es evidente que Brasil no está aprovechando la totalidad de su potencial de producción de lácteos. La recomendación es que el consumo por habitante sea de, como mínimo, 200 litros de leche por año. En 2004, el consumo per capita en Brasil fue de aproximadamente 130 litros. Las perspectivas no son optimistas. Datos del Instituto Brasilero de Geografía y Estadística (IBGE) indican que, excepto si hubiese recuperación de la renta o un cambio en los hábitos de consumo, difícilmente Brasil alcanzará los índices mínimos de consumo de lácteos recomendados por la FAO.

En la industria láctea existe la necesidad de acciones de marketing institucional de la leche, intentando valorizar el consumo y explicitando que tiene extrema importancia para la salud humana.

Argentina

Récord en exportaciones



De acuerdo a las últimas estadísticas oficiales generadas en el marco del Convenio SAGPYA-CIL-FIEL, en el quinquenio 2000-04 la producción doméstica de “leches fluidas” se redujo un 7,4%, en tanto que la correspondiente a los “productos lácteos” se incrementó un 7,6%.

En 2004 se elaboraron 1.272.000 toneladas de productos lácteos y 1.504 millones de litros de leches fluidas. Según datos preliminares provenientes del Convenio SAGPYA-CIL-FIEL, la elaboración del primer semestre de 2005 fue un 6,9% superior a la de igual lapso de 2004. Sobresalen los aumentos en la producción de leches pasteurizadas (+10%), de los yogures (+18%) y de los quesos duros (+18%).

En materia de consumo interno, entre 2000 y 2003 el consumo per cápita cayó un 23%, hasta alcanzar los 179 litros, un nivel comparable a los de principios de los 90’. Finalmente, y como resultado de una combinación de un sostenido crecimiento económico y un contexto de precios minoristas decrecientes (-2%), entre 2003 y 2004 el consumo per cápita se recuperó un 5%. Según datos provisorios, en el primer semestre de 2005 el consumo per capita de leche y productos lácteos –en litros equivalentes totales- se habría incrementado 1,3%, respecto de igual lapso del año anterior.

Se estima que en 2005 se exportaron unas 275.000 toneladas, un volumen que constituiría el nuevo récord histórico y sería 2,4% superior al tonelaje transado el año anterior. La explicación a esta brecha entre los aumentos en volumen y en valor, reside en que el precio promedio anual obtenido en 2005 fue del orden de los 2166 US$/ton., lo que significó una tonificación del 10%, respecto del promedio de 2004. En 2005 los quesos registraron una espectacular expansión del 70% en las ventas en dólares (las leches en polvo aumentaron apenas el 2,7%).

- Principales destinos

• En 2005, Argentina exportó lácteos a unos 110 países, aunque sólo 20 de ellos representaron individualmente compras superiores al 1% del volumen total.

• Los tres primeros destinos en 2005, Argelia, Brasil y Venezuela, sumaron el 40% del volumen total. El Mercosur ha sido en la última década el principal bloque comprador de los productos, aunque entre 2000 y 2005 su preeminencia se redujo 60 puntos porcentuales. El papel de Brasil ha sido excluyente y se detecta una interesante participación de Chile en las ventas de lácteos.

México

Una constante de crecimiento



El auge en la industria láctea ha dado como resultado una amplia gama de productos. Según el Maestro José Luis Gallardo Nieto, Coordinador General de Ganadería de SAGARPA, este organismo señala que en los últimos 10 años, la tasa media de crecimiento anual en producción de leche fue del orden del 3%. No obstante, en 2005 se registró un decremento en la producción. El brote de Encefalopatía Espongiforme Bovina (EEB) imposibilitó las importaciones de reemplazos de vacas productoras de leche, principalmente de Canadá y Estados Unidos. Esto se reflejó en un crecimiento de retroceso de alrededor del 1%.

Sin embargo, el consumo de lácteos y sus derivados se ha incrementado y se ubica en el orden de 116 litros por habitante al año. Yogures, quesos, cremas y otros productos han desarrollado un franco crecimiento.

En materia de exportaciones, éstas consisten en algunas cantidades de leche evaporada a Centroamérica. No forman una actividad tan importante para el país, donde existe un déficit de leche.

Las importaciones de leche están regidas por el Tratado de Libre Comercio (TLC) y la Organización Mundial de Comercio (OMC). Para estos bloques se tienen consideradas cuotas libres de arancel. En términos del TLC se ha presentado una desgravación gradual que desaparecerá en 2008, cuando se libere por completo el mercado de leche en polvo.

Ante la entrada en el mundo de productos cuya apariencia física y sabor emulan a la leche, México publicó la Norma Oficial Mexicana (NOM) 155, que establece una categorización de las leches, ya sea por los contenidos de grasa, si son descremadas, semidescremadas, light, etcétera. De esta manera se orienta al consumidor para que haga la compra que más precisa. En México existen alrededor de 300 mil unidades de producción lechera.

Chile

Se expande la producción de queso



La recepción de leche en plantas durante la temporada 2004 alcanzó 1.676,5 millones de litros, lo que significa un aumento de 113 millones de litros y 7,2% en relación a la del año 2003. Con esto se llegó a un récord de recepción en el país. Se estima que la producción nacional creció 5,6% en relación a 2003. En ello influyeron factores tales como:

• el favorable nivel de precios pagados por las plantas lecheras;

• los mejoramientos en las técnicas de alimentación y manejo del ganado;

• la mayor especialización de los productores;

• la entrada en producción de vientres retenidos en temporadas anteriores.

Las industrias productoras de lácteos incluidas en la información oficial de recepción se redujeron a 14 durante el último año. Las empresas más grandes en cuanto a recepción de leche fueron Soprole (23%), Nestlé (20%), Colún (19%) y Loncoleche (14%).

La elaboración de lácteos en plantas industriales en 2004 mostró incrementos en todos los productos, siendo los más relevantes los registrados en leche condensada (26,6%), mantequilla (20,6%), yogur (14,7%), suero en polvo (11,8%), quesos (11,0%) y quesillos (9,8%).

El comercio exterior de lácteos mostró en 2003 una balanza negativa en US$ 12,7 millones, revirtiéndose el superávit comercial que se había alcanzado en 2001 y 2002. En el curso de 2004, en cambio, la balanza comercial fue ampliamente favorable, registrándose un superávit de US$ 37,8 millones.

En el año 2004 nuevamente los países del Mercosur (Argentina, Uruguay y Brasil) fueron los abastecedores externos de productos lácteos, concentrando el 65% de las importaciones valoradas.

Durante el año 2004 se apreció un balance físico ampliamente favorable, comparado con igual período de 2003, pues, además del aumento de las exportaciones en valor y volumen, las importaciones descendieron drásticamente. Con ello, 2004 se convirtió en el año en que se ha alcanzado el balance histórico más holgado, superior a 140 millones de litros de leche equivalentes.

La oferta de leche a plantas en los cinco primeros meses de 2005 muestra un aumento significativo. Los datos dan cuenta de un incremento de recepción de 6,3%, respecto de igual período del año anterior, lo cual implica la entrega adicional de más de 40 millones de litros. La producción de quesos mostró un aumento superior a 2.000 toneladas (8,9%). Un tercer destino fue el yogur, cuya producción subió 14.000 toneladas en estos meses (24%), alcanzando cerca de 75.000 toneladas.

En cuanto al nivel de exportaciones de productos lácteos, en los primeros cinco meses de 2005 se registra un incremento cercano a 58% en su valor, con un total de US$ 48,2 millones, destacando los crecimientos de leche en polvo entera, quesos y leche condensada.

La producción de quesos industriales en los primeros diez meses de 2005 presenta una importante expansión de 14,6%, respecto de igual período del año 2004 (cerca de 7.000 toneladas de mayor elaboración). En ese período se importaron 6.504 toneladas de diferentes quesos, volumen que representa un incremento de 36%, respecto de igual período de 2004. El principal origen es Argentina (4.245 toneladas), lo que significa un alza de 60% en el caso de este mercado. El segundo país de origen es Brasil, con 1.376 toneladas y un alza de 51%.

El volumen de quesos exportado en el período analizado registra un alza de 64%, al pasar de 8.637 a 14.154 toneladas. Un 96,1% de estos envíos (13.597 toneladas) fueron a México. Hay un consumo aparente de quesos per cápita por año levemente superior a 4,0 kilos.

Referencias

1.-Para el período enero/abril y Junta Nacional de la Leche para mayo/septiembre. La información que aquí se presenta surge de la encuesta que DIEA y OPYPA realizan anualmente a las empresas procesadoras de leche instaladas dentro del territorio nacional. El período de referencia es el año calendario 2004, excepto para el recibo de leche que se extiende hasta abril de 2005.

2.-Fuente: OPYPA en base a BCU.

Fuentes:

- Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca de la República Oriental del Uruguay.

http://www.mgap.gub.uy/

- Confederación de Agricultura y Ganadería de Brasil (CNA). http://www.cna.org.br

- Federación Panamericana de Lechería (FEPALE). http://www.infoleche.com/fepale/index-news.htm

http://www.lecherialatina.com

- INTI Lácteos, Centro de Investigaciones Tecnológicas de la Industria Láctea. Argentina. Doctor Carlos Cañameras, Desarrollo e investigación aplicada.

- Dirección Nacional de Alimentos – Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos (SAGPyA). Material elaborado por el Ingeniero Agrónomo Aníbal Schaller.

- Agencia Gastronómica de Relaciones Públicas Begani, México.

- Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), México. Material elaborado por el Maestro José Luis Gallardo Nieto, Coordinador General de Ganadería de SAGARPA.

- Diario Cambio de Michoacán, 29 de Noviembre de 2005. http://www.cambiodemichoacan.com.mx, México.

- ProChile México.

- ProChile Argentina, Consejería Agrícola de Chile en Argentina. Material elaborado por Víctor Esnaola Lewis y Raúl Amunátegui Förster.

- Euromonitor.

 


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »