18/09/2011 às 13h45min - Atualizada em 18/09/2011 às 13h45min

Venezuela: Producción de leche padece altos costos y falta de insumos

La escasez de combustible en La Grita pone en riesgo la calidad del rubro

El precio regulado de la leche a puerta de corral compromete la sustentabilidad de la producción y la operatividad de las fincas ganaderas.

Desde hace 18 meses el precio del litro de leche fresca está fijado en 2,50 bolívares mientras que el costo de producción por cada litro ronda los 5,5 bolívares, lo que quiere decir que los productores primarios están subsidiando la producción de leche.

Los costos para mantener las fincas donde se produce la leche han aumentado considerablemente y desde la nacionalización de Agroisleña escasean insumos como fertilizantes (para estimular los pastizales) insecticidas y fungicidas, lo cual significa un revés para la producción nacional.

Jairo Méndez, productor de La Grita explicó que los minerales básicos para el mantenimiento del ganado, que son importados, hace tres años costaban 250 bolívares, hoy tienen un valor de 570 bolívares.

Destacó que los productos importados para combatir enfermedades ya no se consiguen, y eso no beneficia a la ganadería y atenta contra la sanidad de los animales.

“Pasan tres meses y no se consigue una vacuna. Exigen pruebas de tuberculosis para movilizar el ganado y no hay reactivos para hacer las pruebas. Las medicinas tienen principios activos extranjeros No entendemos las políticas del Gobierno” señaló Méndez.

El alimento balanceado para animales es otro de los insumos que ha subido considerablemente de precio, y ese costo no lo puede cubrir el precio actual de la leche.

“Las vacas de alta producción requieren alimento concentrado como complemento y si no se coloca no se hace nada. La paca que costaba 60 bolívares hoy está costando 110 bolívares. Todo eso ha incrementado los costos y nosotros con el mismo precio de la leche. Nosotros lo que pedimos es un precio justo para seguir trabajando en este rubro”.

Méndez considera que la falta de estímulo al producto aleja las inversiones en el campo. “Creo que nadie va a invertir en este rubro porque los precios no compensan el esfuerzo, la inversión y el trabajo que se hace a diario en esta actividad. Y los que ya estamos establecidos vamos para atrás”.

Pero el precio no es el único factor que atenta contra la estabilidad de la producción. La falta de financiamiento, la inseguridad y escasez de combustible tienen en aprietos a los productores.

El racionamiento de combustible en el estado Táchira no permite que los productores obtenga gasoil para alimentar las plantas que protegen los tanques de enfriamiento de la leche de los constantes apagones que se registran en la zona.

Ángel Duque, pequeño productor de la zona Norte del estado, señaló que pasan hasta ocho horas en la cola para comprar combustible, tiempo que bien podrían aprovechar para estar en las fincas.

Además denuncia que después de haber invertido en plantas eléctricas, en las estaciones de servicio no les venden combustible para mantenerlas activas.

Duque señaló que ante la falta de financiamiento por parte de los organismos del Estado, los pequeños productores están vendiendo las vacas lecheras a los mataderos para poder cumplir con los compromisos que tienen con los bancos y las casas comerciales.

“Eso se va a notar en la producción. Las vacas que están en edad fértil y dan bastante leche hay que venderlas, porque no tenemos para pagarle a los bancos. Estamos endeudados, el precio de la leche debería costar entre 4,5 y 5,5 bolívares y está en 2,50 bolívares. Eso no alcanza”, reiteró Duque.

El Ejecutivo ha manifestado que la leche cruda es uno de los rubros cuyo precio será revisado, pero mientras esa iniciativa no se materializa los costos suben y las deudas se incrementan, dijo Duque.

acontreras@eluniversal.com

EL UNIVERSAL


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »