13/05/2013 às 09h35min - Atualizada em 13/05/2013 às 09h35min

Chile:

Ejemplo de la situación que viven lecheros lo vive el Centro Experimental Humán, dependiente del INIA, institución que comunicó que a partir del 8 de mayo cierra la lechería.

¡Bío Bío se va a quedar sin leche!; así de tajante es Juan Pablo Aruta, presidente de la Asociación de Productores de Leche, Aproleche Bío Bío, al referirse al mal momento que está viviendo este sector de la economía en la provincia. 

Una baja en la rentabilidad del rubro que se arrastra por más de tres años y que los tiene ya al borde de la desesperación. “Hace tres años, que estamos con el mismo precio- un promedio que bordea los 190 pesos en la zona y eso significa que nos hemos comido el IPC, y todas las alzas de los insumos y los costos que hemos tenido en el mismo periodo”, por ello -reitera el dirigente- “la situación es dramática”.

Un tema que no es nuevo y que se repite sobre todo en esta época, cuando se acerca el invierno y que precipita la situación, ante los costos que se elevan y hacen insostenible el negocio, por lo que muchos productores se angustian ante la evidencia que muestran los balances, con cifras rojas por donde se le mire.

Algunos lisa y llanamente han optado por el remate y salirse del negocio, medidas que ya tomaron lecheros durante el año pasado y que otros siguen este año. Uno de ellos, es el cierre en fecha próxima de una lechería que entrega seis mil litros de leche a diario, le sigue la del INIA en Los Ángeles, a partir del 8 de mayo, situación que ya lo comunicó oficialmente (ver nota aparte) y otros cuatro productores pequeños que ya están vendiendo sus vacas y también cierran sus negocios.

Así que no es para menos el pesimismo que envuelve a los dirigentes que esperan reunirse nuevamente el próximo lunes y de ahí decidir los pasos a seguir en una asamblea general, “pues ya no sabemos que hacer, para revertir esta situación”.

INCAPACIDAD DE INDUSTRIA Y GOBIERNO

La eterna discusión del precio de la leche y que deriva en una confrontación permanente entre industria y productores se debe -según Aruta- a “dos incapacidades de la industria y el gobierno de poderse sentar todos los actores y legislar sobre cómo se debe determinar el precio a productor y no quedar al entero arbitrio y capricho del sector industrial en forma permanente que lo único que hace es desvirtuar y no dar señales de largo plazo”.

Por ello, asegura en forma categórica que “Chile -a estas altura- debiera tener un sistema de determinación del precio de acuerdo al destino que se le da a la leche a nivel industrial, un sector que en los últimos años nunca ha perdido dinero, y siempre ha tenido balance súper positivos”

No conciben que, con las señales de precio a nivel internacional, con un mercado interno que ha seguido al alza en el consumo, éstas no lleguen a los productores, sobre todo que el IPC de los productos lácteos dentro de lo que ha sido el IPC en los últimos meses está muy por sobre el promedio nacional.

Sostuvo que las conversaciones con la industria se han dado en forma permanente, inclusive parte del directorio de Aproleche se reunió con Nestlé la semana pasada, y a la fecha no han tenido respuesta, “solo en lo que se refiere a los bonos de invierno y que ya está fijado en las pautas de pago pero no el alza de precio que necesitamos”.

Si de valores se trata, el gremio considera que el aumento debiera estar sobre los 50 pesos a productor, “e igualmente la industria seguiría obteniendo mayores utilidades en ese sentido”. El dirigente es enfático en este sentido, para afirmar “que las empresas lácteas van a tener que cambiar su política en término de fijación de precios o simplemente… en Bío Bío nos quedamos sin leche “.

CIERRE DEL CENTRO EXPERIMENTAL HUMAN INIA

Al cierre anunciado por el presidente de Aproleche y que afecta a la lechería del productor Pablo Valenzuela, y que entrega una media de seis mil litros de leche a diario, se suman otros pequeños productores, siendo además muy significativo, el cierre de la lechería del INIA en Los Ángeles.

Efectivamente, mediante un comunicado emitido por el nivel central, el Instituto de Investigaciones Agropecuarias, INIA señala que “se ha visto en la necesidad de cerrar la lechería del Centro Experimental Humán, dependiente del Centro Regional de Investigación Quilamapu, a partir del 8 de mayo de 2013”.

Los argumentos en los que se sustenta esta decisión, apuntan a que “desde hace varios años, en la referida lechería no se realizan programas de investigación, y la producción de leche, como actividad económica, no resulta rentable, habiendo generado incluso pérdidas durante los últimos años”.

Agrega que no obstante existir lecherías en la VIII Región; las cuales han ido disminuyendo drásticamente en el último tiempo en la zona; la producción lechera se ha desplazado más al sur del país, ya que las condiciones agroclimatológicas permiten desarrollar esta actividad productiva en la modalidad de “pastoreo”, lo que resulta considerablemente más económico, comparado con los sistemas estabulados o mixtos con alto consumo de suplementos alimenticios frecuentes en esta Región.

Por ello, añade, en su comunicado, que los terrenos de la VIII Región se han venido reconvirtiendo a la producción frutal y cultivos tradicionales, industriales o semilleros, lo que implica una nula demanda por investigación en el área de la lechería y, en el caso particular, en sistemas mixtos como el de Humán. Concluye que “esta decisión que, sin duda es lamentable, obedece a una realidad evidente dado los nuevos escenarios sectoriales y regionales”.

http://www.diariolatribuna.cl


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »