03/04/2011 às 14h15min - Atualizada em 03/04/2011 às 14h15min

Fonterra acusada de inflar los precios de la leche

www.lecherialatina.com

Una queja ante la Comisión de Comercio de Nueva Zelanda en contra del gigante Fonterra por inflar artificialmente el precio de la leche de Nueva Zelanda seria una campaña deliberada para disminuir la competencia.

El alegato presentado, es para comenzar una investigación para determinar la veracidad de estas maniobras de parte del gigante Neocelandés

Esto se produce en menos de una semana después de que fuera descartada esa investigación ante una comisión de Comercio

La denuncia, realizada por un particular que no será identificado por razones comerciales, señala a Fonterra, que controla alrededor del 90 por ciento de la producción de leche del país, ha trasladado en los últimos dos años un “teórico” nivel de precios en lugar de un “real” nivel de precios.

El denunciante ha pedido a la comisión determinar la legalidad de esta práctica ficticia de fijación de precios.

La denuncia es llevada adelante sobre una innumerable cantidad de llamadas a la comisión del parlamento en los últimos tres meses sobre el aumento del precio de la leche fresca y por una investigación oficial sobre cómo se establece el precio de venta de la leche.

Este predominio de Fonterra también ha sido objeto de ataques en las ultimas comunicaciones públicas de la industria (sus propios pares) sobre el plan del gigante de productos lácteos para introducir el comercio de compartir entre sus agricultores.

La propuesta requiere el apoyo del Gobierno para un cambio a la legislación destinada a frenar el poder de mercado de Fonterra, la reestructuración del sector lácteo, de 2001.

Los críticos dicen que el plan es contrario a la competencia, ya que se traducirá en un aumento del poder de mercado de Fonterra – sobre todo en los productores lecheros.

Fonterra es propiedad de los productores y la empresa más grande de Nueva Zelanda. También es el mayor exportador mundial de lácteos.

Fonterra ha atribuido el aumento de los precios internos en el último año a los fuertes precios internacionales de productos básicos.

En Nueva Zelanda, los fabricantes tienen que pagar el mismo precio que Fonterra paga a sus agricultores de los retornos de precios obtenidos por la exportación.

Jim Hepburn, director de una unidad independiente designado por Fonterra dice que el precio de la leche se deriva de la metodología empleada para tal fin, y que esta hace que sea “imposible” jugar con los precios.

El otro miembro de la unidad es Ernst & Young, que diseñó el modelo para el manual de Fonterra para la formación del precio de la leche.

El modelo ha venido funcionando con éxito desde hace tres años, dice Hepburn.

Los detalles y algoritmo del modelo de creación de precios no se han publicado.

La denuncia ante la Comisión de Comercio dice que Fonterra ha creado, anunciado (y pagado) un precio artificial por la leche


 


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »