20/04/2014 às 09h19min - Atualizada em 20/04/2014 às 09h19min

Magrama anuncia la revisión de la norma de calidad de quesos para "modernizarla"

Agromeat

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) ha anunciado la revisión de la norma de calidad de los quesos “para modernizarla”, según ha indicado el director general de la Industria Alimentaria del Departamento, Fernando Burgaz, en un comunicado. 

En materia de mejora de la cadena de valor, ha detallado que se pondrá en marcha el sistema de control previsto en el Programa de Productos Lácteos Sostenibles (PLS), se promocionará dicha campaña y que el Ministerio organizará la semana del queso y los productos lácteos. Por otro lado, el consumo de queso en los hogares españoles subió el 2,1% hasta los 373.322.760 kilos en 2013, es decir, 8,22 kilos per cápita y año (+3,5%), según se desprende de un estudio del Ministerio.
En un comunicado, el Ministerio destaca que también ha aumentado el gasto en la adquisición de este producto, el 2,8%, debido al incremento de su precio medio en un 0,7% hasta superar los 2.667 millones de euros.


Casi el 4% del presupuesto se dedica a comprar queso


Esta cifra significa que los hogares españoles destinaron el 3,85% del presupuesto medio dedicado a la alimentación a la compra de este derivado lácteo. De media, el gasto per cápita subió el 4,2 % hasta 58,73 euros, según el informe.
El perfil de hogar consumidor intensivo de queso, de rentas altas y medias, está formado por parejas con hijos, cuyo responsable de la compra tiene de 35 a 49 años. Canarias, Murcia, Comunidad Valenciana y Asturias son las autonomías más consumidoras de quesos, en tanto que País Vasco y Castilla-La Mancha son las que menos lo consumen.
Entre las variedades más consumidas aparece el queso fresco, al que corresponde el 29,9% del total, y que es el de precio medio más bajo; aunque en comparación al año anterior, su compra ha descendido en un 1,4% y el gasto en un 1,6%.
Los hogares con un consumo más intenso de queso fresco están formados por 3 o más personas, constituidos por parejas con hijos pequeños y medianos, rentas medias-altas y el responsable de la compra tiene menos de 50 años.
Las autonomías con mayor consumo de este tipo de queso son Valencia, Asturias, Extremadura y Cantabria; mientras que Aragón y Castilla-La Mancha resaltan por ser las que menos lo hacen.
Por su parte, los quesos semicurados concentraron el 21,5% del total del consumo y se ha incrementado su compra en un 4,4%, en línea con el gasto, que ascendió un 4,8%. El consumo per cápita de esta categoría de quesos se situó a cierre de 2013 en 1,77 kilos por persona y año, el 5,9 % más que en 2012.
El informe recoge que el consumo del queso curado en los hogares cayó el 1,7%, con un alza del gasto del 0,7 % a causa del incremento en su precio medio. Por último, la variedad de queso fundido elevó su consumo durante
el último año en un 4,5 %, al igual que el gasto, que lo hizo en un 4,1 %.

 


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »