08/08/2013 às 12h49min - Atualizada em 08/08/2013 às 12h49min

Los mercados se verán afectado por el problema con Fonterra?

Portal Lechero

El anuncio de la presencia de la bacteria Clostridium en casi 40 toneladas de concentrado proteico de suero producida por Fonterra en mayo 2012 que fueron exportadas para China, ha colocado en sobre alerta el mercado internacional.

Teniendo en cuenta de que Fonterra es la mayor exportadora de lácteos y China es actualmente su mayor compradora, cualquier evento que involucre las dos potencias lácteas puede resultar en cambios bruscos en el mercado.

Las 40 toneladas, según la empresa, pueden hacer que estén contaminadas cerca de 1.000 toneladas de productos que llegan al consumidor. Habrían dos efectos posibles en situaciones como esta: primero el aumento de la desconfianza en el producto neozelandés que puede resultar en la búsqueda de productos de otros orígenes, como los Estados Unidos, Europa o América del Sur, aumentando los precios en estas regiones. La otra consecuencia, sería resultado de una reducción en el consumo de lácteos de China, lo que se reflejaría en la caída de las cotizaciones, como ocurrió en 2008 con el escándalo de la melamina.

Al principio, en un análisis racional, es muy poco probable que ocurran ambos efectos antes mencionados en el momento actual. Dado que Nueva Zelanda es conocida por la calidad de sus productos y es poco probable que un episodio puntual manche su reputación. A pesar de los problemas se había producido hace mucho tiempo, no se ha reportado hasta ahora ningún problema relacionado a esta enfermedad. Además, todo indica que el problema fue puntualmente del concentrado de proteína de suero y que no había afectado a los principales productos como la leche entera en polvo.

Fonterra mencionó que los rumores de que China había cerrado la frontera para los lácteos neozelandeses no era verdad, sino que si fue cierto para productos con suero de leche. A su vez, la empresa informó que ninguno de los productos ofertados en la plataforma gDT está sujeto a las restricciones.

En este sentido, puede haber un efecto puntual, reflejado en el resultado de la subasta del 6 de agosto o incluso después, como ocurrió con la caída en el valor de las acciones de Fonterra, pero no se espera que el efecto sea duradero.


 


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »