13/01/2013 às 14h23min - Atualizada em 13/01/2013 às 14h23min

Chile: El queso chileno se queda en el mercado doméstico

Pequeños grandes cambios en los hábitos alimenticios de los chilenos, que se relacionan en algunos casos a un mayor poder adquisitivo de varios sectores socioeconómicos, están hoy moviendo a la producción láctea.Entre ellos se cuenta el rubro quesero en la Región de Los Lagos, que pese a mostrar una caída en las exportaciones al exterior -de 61% al mes de noviembre – sortea el escenario concentrando la comercialización de quesos en el mercado interno.

Antes sólo se consumía queso en un sandwich o en preparaciones muy específicas de empanadas, ensaladas y pastas; y hoy se está instalando el hábito entre los chilenos de compartir el queso como un aperitivo y generalmente acompañado de una copa de vino.

Y esto ha motivado una mayor oferta de este producto en el mercado local.

Con todo, el consumo de queso en Chile continúa siendo bajo -5,1 kilos per cápita en 2010-. Pero la cifra va en aumento, según expertos del sector, lo que marca el devenir de la industria mayor y menor.

Entre los factores se cuenta el mayor poder adquisitivo de los chilenos. Pero además se suma una mayor promoción del consumo de queso.

Por ejemplo, la campaña “Yo tomo leche”, que antes se concentraba en exclusiva en el blanco líquido, desde hace un par de temporadas también incluye al queso y al yogurt.

Parte de estos factores han conducido a un incremento en la producción de queso en las plantas nacionales del orden del 0,2% a octubre de este año, de acuerdo al último informe que publicó recientemente la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa).

Sin embargo, los verdaderos actores y protagonistas han sido las plantas queseras que son registradas por el INE y cuyo crecimiento en recepción, según cifras preliminares hasta septiembre, se ha incrementado en 12,3%, aproximando sus compras a un volumen total de 220 millones de litros.

Esto ha posibilitado que este segmento aporte una mayor elaboración de quesos (16,9%), llegando a cerca de 18.000 toneladas, así como una producción de quesos frescos superior a 9.200 toneladas en el año (6,6% más que en igual periodo de 2011).

En efecto, hoy se ha vuelto más atractivo vender la producción en el mercado nacional, debido a que la demanda por este tipo de productos va en aumento y los precios son más atractivos para las firmas del rubro.

Y esta realidad productiva contrasta con las exportaciones de queso desde la Región de Los Lagos, que han ido en picada en 2012.

Las razones de la caída de las ventas al exterior, -según los expertos del sector- se asocian a la baja del dólar y el limitado stock de las plantas para efectuar envíos al extranjero.

Y esto además ha generado un terreno fértil para el ingreso de productos extranjeros.

En datos, la importación de quesos también muestra un crecimiento -hasta octubre de 2012- cercano al 50% respecto al 2011, llegando a una cifra que se considera récord: casi 14 mil toneladas.

Entre enero y octubre el queso fue el lácteo más importado (45% del total en volumen) y el precio promedio de la tonelada de queso importada se situó en los 4.560 dólares. Se trata del precio más alto de todos los productos lácteos importados por Chile.

Sobre el aumento de las importaciones en nuestro país, Alfredo Albarrán, gerente técnico de Aproqueso sostiene que este escenario se explica porque las grandes cadenas del retail prefieren traer este producto desde afuera debido a que el precio del dólar hace más rentable su compra.

A juicio del ejecutivo, estas internaciones generan una competencia fuerte con la producción nacional. “Las importaciones están hoy presionando a la baja el precio del kilo de queso que hoy se produce en Chile”, explica. Y a su juicio, lo negativo de este efecto es que se pone en peligro a las pequeñas plantas queseras de la zona en el mediano plazo.

Consumo

Si bien el mercado del queso se mueve con fuerza entre marzo y septiembre, hoy se observa un cambio en esta curva; la gente está expandiendo el consumo durante todo el año de la mano de un mejoramiento de la disponibilidad económica de las familias.

“Desde hace dos años la demanda de queso en el país se mantiene más o menos constante en el año. Antes en el verano era reemplazado por la palta o tomate, pero ahora la palta está sufriendo problemas con las heladas y el kilo cuesta lo mismo que el queso”, afirma el representante de la Asociación de Productores de Queso.

Y a medida que se consolida la producción de queso en el país, se va generando también una mayor variedad de ofertas de este tipo de productos.

En el segmento ABC1, por ejemplo, se observa un mayor consumo de quesos gourmet. Y la industria comienza a generar los productos para satisfacer esa demanda.

Con todo, a nivel general, predomina el consumo de quesos tipo Gouda, que ocupan el primer lugar en el mercado, seguido del Chanco, un producto que se caracteriza por presentar grandes variaciones de color, composición y humedad, pero que a diferencia del anterior tiene una cáscara que lo protege.

“Hoy día la demanda es el doble que hace dos años atrás. La única variable que cambió importantemente en el país es el consumo, pese a que el queso incrementó su valor. Los supermercados, hace dos años, compraban el kilo de queso a no más de $2.500 y hoy están pagando $3.300?, aclaró Albarrán.

Juan Figueroa, gerente de Quesos Kumey, comenta que la producción en la firma de la provincia de Osorno va en ascenso. Y que ello se debe al buen panorama comercial que se aprecia, de la mano de una demanda fuerte desde Santiago.

En tanto, el gerente de la Asociación de Productores de Leche de Osorno, Michel Junod, dice que actualmente las queseras no están dejando stock. Por el contrario, están rápidamente comercializando sus productos en el mercado nacional, pues no hay certezas de cómo se podría proyectar el negocio el próximo año.

“Están rematando todo porque tienen una presión enorme por parte de las firmas queseras del extranjero. Y eso nos lleva a que hoy no haya stock, estamos consumiendo todo”, enfatiza.

La explicación para el mayor consumo, según Junod, se debe a factores económicos ligados al crecimiento del país y al menor desempleo en Chile, lo que impacta positivamente en el mercado interno.

Sebastián Bollier, gerente general de Surlat, una de las plantas productoras e importadoras de queso, manifiesta que el consumo va en aumento, pero de una manera moderada.

Así es como vislumbra buenas perspectivas para el rubro, considerando que el consumo -pese a crecer- aún sigue siendo bajo, si se le compara con otros países.

Mercados

18 mil toneladas de queso se exportaron en 2005 desde el país, una cifra récord para los envíos en este sector.

Desde ese año, Chile no ha podido expandir los volúmenes de su oferta hacia el extranjero, por lo que los envíos han fluctuado entre las 12 y 16 mil toneladas.

“Estas toneladas ahora se van a sobrepasar, pero en lo asociado a la importaciones”, dice Víctor Esnaola Lewis, profesional del sector lechero de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias.

De hecho, el último informe “Leche: Producción, recepción, precio y comercio exterior” de Odepa, mostró que las exportaciones de queso superan hasta el mes de octubre las 7 mil toneladas.

Mientras, los envíos muestran una caída de 16% respecto a lo exportado por el país en 2011. Hasta el décimo mes, por su parte, las importaciones son mucho más altas (13.683 toneladas).

En el terreno de los envíos al extranjero, México sigue siendo el principal destino de las exportaciones de queso chileno, hasta donde se envían dos variedades: Euroblock, que es un queso estándar; y el Gouda, que recibe la denominación de Manchego.

Mientras que a Corea del Sur este año se ha enviado un 50% menos que el año pasado.

Y los grandes proveedores de quesos para Chile son Argentina, Nueva Zelandia y Estados Unidos que acaparan casi el 90% del total comprado en el exterior durante los primeros diez meses de 2012.

“En general hay un fuerte consumo de lácteos y en particular de los quesos y quesillos, del orden del 8%. De Francia, además, se trae cerca de un 70% más de queso fino que el año pasado”, explica el experto lácteo de Odepa.

Efecto Mulpulmo

Las exportaciones regionales entre enero y septiembre de 2012 (según el último informe publicado por Odepa) sufrieron una fuerte disminución, tanto en los envíos de queso como en lactosuero.

Así mientras entre enero y septiembre del año pasado, la Región de Los Lagos exportó 1.937 toneladas de queso, en el mismo periodo de 2012 sólo se han enviado al exterior 763 toneladas, por lo que se registra una reducción de 61%.

En cuanto a la exportación del lactosuero, entre enero a septiembre de 2011 totalizó 2.970 toneladas, mientras que en igual periodo de este año la cifra alcanzó 1.653 toneladas, con una baja de 44%.

“Aquí se ve claramente el efecto Mulpulmo, ya que era un gran exportador de suero”, sostiene el experto de Odepa, Víctor Esnaola.

Si bien la leche que recibía Mulpulmo – empresa de los hermanos Jorge y Mario Meyer- tras su quiebra es absorbida por otras pequeñas y grandes industrias, la mayoría estaría concentrada en potenciar otras áreas -como el de la leche en polvo- y no la producción de quesos para el comercio exterior.

Con todo, el rubro de los quesos está cambiando y reorientándose hacia un mercado -el local- que cada vez consume más.

De hecho, la disponibilidad aparente de quesos en el mercado chileno (producción más importaciones menos exportaciones) hasta octubre aumentó en unas seis mil toneladas en relación a 2011, lo que repercutirá en el consumo per cápita del año 2012. Un escenario que parece una tendencia.

http://www.camposureno.cl


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »