08/08/2011 às 12h32min - Atualizada em 08/08/2011 às 12h32min

Inversiones apuestan a la lechería en Brasil

Pablo D. Mestre / El País en BRASIL

Para ello los países productores se enfrentan al gran desafío de cómo producir más y mejor. Eso está haciendo Brasil con su lechería.

En una gira, organizada por la empresa Elanco, un grupo de productores uruguayos visitó distintos centros de investigación, así como tambos de gran escala que son una muestra de lo que vive este gigante, al que muchas veces no le prestamos la atención que se debería. La actividad finalizó con el Congreso "Interleite", organizado por el portal "Milk Point".

Todos los indicadores marcan que en Brasil la lechería crece con gran movilización de industrias que están siendo compradas, grupos consolidados más fuertes y el ingreso de industrias que no eran del sector. Entonces el momento es positivo, existe consolidación del mercado, a través de productores más grandes y que se están sustentando. Al igual que en Uruguay existe competencia con otras culturas productivas y los productores están cambiando la manera de producir para sobrevivir, como en todo el mundo.

¿Por qué este buen momento? Los precios están bien porque en Brasil el momento económico es positivo, hay una economía estable, mucha gente ganó poder adquisitivo y muchos hasta empezaron a consumir. Eso, para este gigante regional, lo cambia todo porque lo primero es comer más y además mejor. Ahí la leche juega un rol relevante.

A esta mayor demanda se suma una estabilización de los precios, lo que brinda confianza en planear en invertir y ofrece mayores seguridades.

Pero no hay secretos: el objetivo es convertir la comida en leche. Esa es la otra llave para la actividad estar cada vez mejor. Si hay comida buena se produce leche barata independiente del sistema de producción. Si se tiene pasto, hay que tener pasto bueno en cantidad. Si va a producir confinado, hay que tener silos buenos. Para una producción intensiva, sea a pasto o confinado, hay que usar todos los recursos que se tengan para sacar el máximo de aquel sistema que se tiene. Y si alguno llega al límite, ahí es el momento de comenzar confinamiento, una tendencia que se viene.

DE PUNTA. En la gira, por los estados de San Pablo y Minas Gerais, se vio todo tipo de sistemas de la última generación. También están los otros, que hacen una lechería distinta y que en la comparación producen menos que en Uruguay. Hay espacio para todo, pero la tendencia es la intensificación, sea a pasto o confinamiento.

Existe una tendencia a perfeccionar los sistemas en función del stress térmico, que cuesta mucho y aún no se ha solucionado totalmente.

En esta primera entrega, se reflejará lo visto en tres grandes tambos, como forma de brindar una realidad que está a muy pocos kilómetros de Uruguay, en un país donde la infraestructura también es decisiva y da gusto transitar los excelentes caminos estatales o nacionales (por los que circulan miles de camiones por día).

Agrindus. Desde 1967 produce leche tipo A (la de mejor calidad) que se procesa en la propia estancia. Cuenta con 1.400 vacas en lactancia, el mayor rebaño puro de origen Holando registrado de Brasil. Produce 30.000 litros de leche por día y fue premiado como el segundo mayor tambo de Brasil.

La alimentación es en base a ración y compuesto de silo de maíz, silo de pre secado de Tifton, heno de Tifton, maíz, harina de soja, entre otros.

El tambo está desde 1945. Hoy son 2.000 hectáreas, más 1.000 que se arriendan para producción de carne. Destinadas al tambo son 500 donde producen 15 millones de litros al año, con 1.400 cabezas de animales todos confinados en 15 hectáreas, en el resto se realiza agricultura para abastecer al tambo. Además 40% del área se emplea para naranja.

Posee marca propia de leche: Letti, que se vende en más de 60 ciudades y en 9 de ellas con distribución domiciliaria, cotizando entre $ 19,8 y $ 27,5 según la calidad. También tienen certificación Kosher, inspeccionado las 24 horas desde Israel a través de 16 cámaras.

Según dijo Roberto Jank Jr. "para el que trabaja 24 horas, el problema es que el día tiene sólo 24 horas", pues se ordeñan 200 vacas por hora y está muy expuesto a alguna falla.

Es por ello que planean un nuevo free stall, para pasar de 1.400 a 1.800 animales. Las vacas descansan en camas de arena, pues "el confort es fundamental". Para paliar el stress calórico, la cría es bajo techo, con buena ventilación (aire lateral, aspersores y ventiladores).

Según Jank "el desafío es saber para dónde vamos", afirmando que "la leche es fundamental pues es el rubro que emplea más gente en el mundo.

Colorado. Estancia pionera en la producción de "leche A" en Brasil. Establecida en 1982, produce y elabora leche y jugo de naranja en la misma estancia, donde desarrollaron el tambo más moderno de Brasil.

La alimentación de los animales es balanceada, obtenida a través de ingredientes producidos en la propia estancia: silo de maíz, pre secado de capim Tifton y granos de maíz, además de otros adquiridos como harina de soja, pulpa cítrica, carozo de algodón, minerales y vitaminas.

Para la leche, desarrollaron su marca propia: Xandó.

Los animales se crían con un sistema importado desde Estados Unidos. Para combatir el stress calórico, utilizan un confinamiento cerrado y "climatizado": cross ventilation (ventilación cruzada) que asegura una temperatura interior en torno a 15° durante todo el día. Se confinan 200 vacas y se programa otro más grande, aumentando el rodeo actual de 1.200, en free stol para 1.600 vacas.

La refrigeración comienza con el deslizamiento de agua por paneles de cerámica, en una de las paredes laterales. Esto humedece el ambiente y desde la pared de enfrente grandes ventiladores sacan el aire húmedo refrigerando el galpón que está totalmente cerrado. Toda la operativa es controlada por sensores que regulan la temperatura interior, abriendo y cerrando los aspersores automáticamente. El agua que sale, así como el abono, se reutiliza luego para el riego.

Los animales cumplen ciclos de días cortos: 8 horas con luz y 16 horas sin luz y de días largos: 16 horas de luz y 8 horas oscuro. En el primer caso entran las vacas en pre parto (por 45 días) y se estima que aumentan 3 litros por día para toda la lactancia. Y en el segundo caso se confinan los animales post parto y se estima un incremento (después de 4 semanas) de 2 litros más por día, totalizando un aumento de 5 litros de leche por vaca por día.

La empresa tiene un área de 1.500 hectáreas: 1.000 para citrus y 500 para lechería, en una zona que cotiza a US$ 25.000 la hectárea. Es el tercer tambo de mayor producción de Brasil.

En la actualidad producen 41.000 litros con 1.091 vacas, con promedio de 37,6 litros. En 2010 produjeron 10 millones de litros de leche y se proyecta para 2011 que sean 16 millones.

MA SHOU TAO. Esta familia procedente de China que desde 1959 está instalada en Brasil, ha montado un polo productivo en Uberaba (Minas Gerais). Convencidos que "ningún país es grande si pasar por la agricultura", comenzaron con la soja en 1973, desarrollando su fábrica de semillas de Davis. A nivel industrial procesan y comercializan diversos productos en base a soja que se vuelcan al mercado.

En 1982 empezaron a producir leche, siendo el primer establecimiento en Brasil sobre vacas Girolando.

Poseen 5 empresas, una de las cuales maneja las 3.000 hectáreas, destinadas para caña de azúcar (2.000), soja (700) y maíz (300). El 50% del ganado es Girolando y el resto Holando. Poseen 668 cabezas (220 en lactancia, en free stall, con una media de producción del rebaño de 8.900 kg en 384 días. La media de producción diaria por vaca es 31,8 kg y la producción media diaria de 7.000 kilos, siendo la producción por hectárea al año

 


Link
Tags »
Notícias Relacionadas »
Comentários »